Los medios y los días

Las ratas de Sevilla

Image
25 ene 2023 / 05:25 h - Actualizado: 25 ene 2023 / 05:25 h.
"Los medios y los días"
  • Las ratas de Sevilla

Qué bien se lo pasaron ayer en la SER, programa Hoy por hoy, sobre las 7 de la mañana, hablando de la rata de La Campana. Lo que se divirtió esa magnífica actriz que es Àngels Barceló. Llevo años pensando que en la carrera de periodismo debería ofrecerse una asignatura de teatro, arte dramático y cómico, como se llamara, puesto que el periodismo ya hace mucho tiempo que carga con una faceta teatral considerable, derivada del infoentretenimiento estadounidense y latinoamericano. Ahora, si en algún programa no hay algo divertido -fenómeno que alcanza a las aulas universitarias- aquello ni es periodismo ni es nada (ni es docencia, qué aburrimiento para los niños del TikTok).

Qué salero desprenden las ratas de Sevilla, con qué sevillanía contaba la historia el joven motorista repartidor al que se le coló la rata en su vehículo. Barceló dijo que el centro de Sevilla se quedó paralizado con la rata y el periodista de Radio Sevilla tuvo que puntualizarle a la capitalina que fue una parte del núcleo del centro llamado La Campana. Claro, es que la Barceló tal vez ignore -aunque lo dudo porque sabe mucho- que el casco clásico de Sevilla es uno de los más grandes de Europa con París y Londres que para eso fueron los tres centros del mundo en su momento. Hay bastante gente que aún no sabe moverse por el casco histórico de Sevilla, el primero, servidor de ustedes que con 68 años y pico aún se despista y se olvida de las calles y sus nombres no desde ahora -no es Alzheimer, todavía- sino desde siempre. Yo sé andar por buena parte del centro gracias sobre todo a mis insignes amigos de Los Maristas a los que acompañaba en Semana Santa a buscar todo lugar vivible y gozoso en tan destacada fecha que, en su momento, viví a tope, como la Feria. Hasta entonces mi mundo era ante todo mi añorado barrio de San Vicente donde tuve la fortuna de nacer.

Lo que pienso es que cuando una rata se da ese garbeo en pleno día por la almendra del centro para disfrute de la SER y de doña Àngels Barceló Por Favor Pablo No Te Vayas, debe ser porque la población de ratas se ha vuelto notable en ciertas zonas. A Barceló le hará mucha gracia lo de las ratas, pero los habitantes de la calle Feria, verbigracia, creo yo que no sentirán tanta algarabía. Tengo una amiga que filmó en la cocina de su casa el galanteo con el que transitaba por sus electrodomésticos uno de estos mamíferos.

Curioso, el centro se vacía de sevillanos y se llena de ratas y de apartamentos para turistas mientras se cierran establecimientos históricos porque llegan unas espabiladas personas a hacer su agosto no ya subiendo sino colocando en la estratosfera el precio de los alquileres. Como siempre, el hombre amando al prójimo más que a sí mismo y siendo un lobo mansito para el hombre, qué maravilla de solidaridad entre la especie, somos más solidarios con Ucrania que con nuestros convecinos y con los jóvenes necesitados de viviendas en alquiler. ¡Qué maravilla de ciudad repleta de templos, santos, santas, hermandades y cofradías! Pareciera como si estuviéramos a Dios rogando y con el mazo dando. Y es que la cabra tira al monte y aunque la mona se vista de seda, mona se queda.

Las ratas no necesitan alquilar nada, aquí, en lugar de ardillas pizpiretas como en Londres, tenemos ratas que no son sólo de alcantarillas sino que campean con garbo en superficie. Siempre nos han repelido los animales del subsuelo: las ratas y las cucarachas. Debe ser porque son culpables de varias enfermedades muy graves y nuestro ADN ha tomado nota a través de los siglos. Si no, no se explica cómo nos dan tanto repelús en lugar de que las coloquemos en los tours operadores como un símbolo más de la ciudad de la gracia, sólo que en este caso la gracia se ubicaría en el mismo lugar donde la disfrutan las avispas.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos