lunes, 29 noviembre 2021
10:46
, última actualización

Las recetas de Arguiñano y las ocurrencias de Alberto Garzón

Image
11 nov 2021 / 09:30 h - Actualizado: 11 nov 2021 / 09:38 h.
"Opinión","Alimentación","Recetas de cocina","Alberto Garzón"
  • Las recetas de Arguiñano y las ocurrencias de Alberto Garzón

Si me dieran 60 millones de euros el próximo año me dedicaría a preparar recetas. Por ejemplo, enseñaría a todo el mundo a cocinar para poder hacer escarola con granada, dip de guisantes, barquitas de berenjena, escabeche de sardinas o crema de calabaza y queso azul. Yo es que soy así, no puedo evitar querer ser como nuestro ministro de Consumo, Alberto Garzón. Me gusta tener ocurrencias y ponerlas a funcionar como si fueran cosas imprescindibles y maravillosas. Por ejemplo, se me ocurre una mañana que consumir carne roja es un disparate y lo suelto como si no fuera a pasar nada. Cuando lo hace Garzón se quejan los ganaderos, los carniceros, los cocineros, los usuarios y los monaguillos, pero a él le da igual porque es ministro. Yo aspiro a eso mismo.

Tenemos nueva ocurrencia sobre la mesa. Escribir un libro de recetas lo hace cualquiera, pero el de Garzón mola mazo. No es como los que escribe Chicote o Arguiñano. El de Garzón está diseñado para que el lector piense en la sostenibilidad, en los productos de proximidad o en una dieta equilibrada. Los que escriben los cocineros están escritos pensando en la explotación intensiva y perjudicial, los que escriben los cocineros están ideados para que engordemos sin parar.

Siempre que se me ocurre algo intento pensar en lo que diría Alberto Garzón. Al fin y al cabo, fue capaz de que se inventasen un ministerio a su medida, un ministerio que podría ser una secretaría de Estado e incluso una oficina de atención ciudadana. Garzón mola y deberíamos fijarnos en él para hacer cosas con nuestras ocurrencias.

Este año que acaba, el Ministerio de Consumo ha tenido un presupuesto de 41 millones de euros. En 2022, será de 60 millones de euros; es decir, aumenta en un 46 por ciento. ¿Se puede conseguir más con tan poco de todo? ¿Se puede vivir del cuento con más desparpajo?

Se me acaba de ocurrir que el pescado azul es una trampa mortal de la naturaleza. Voy a escribir al señor ministro para que haga algo. Ya verán como en un par de meses tenemos solucionado el problema.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla