Menú
La Tostá

Las vacaciones del presidente

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
04 ago 2022 / 10:22 h - Actualizado: 04 ago 2022 / 10:26 h.
"La Tostá","Pedro Sánchez"
  • El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. / Isaac Buj - E.P.
    El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. / Isaac Buj - E.P.

En el verano más caro de la historia, con los datos del paro, de julio, peores de las últimas décadas -que anuncian una recesión económica-, recortes energéticos bajo amenaza de multas millonarias a los comercios y el pan a punto de ser un artículo de lujo, el presidente del Gobierno, que parece vivir en su propia realidad, se coge también las vacaciones más largas de la historia, primero en La Mareta (Lanzarote) y luego en La Marismilla (Doñana), sin que le vayan a costar un solo euro. Algunos ciudadanos no se pueden ir ni a la piscina del pueblo y el presidente del Gobierno se pilla unas vacaciones de multimillonario pero a costa de nuestros impuestos. Sigue sin tener gestos, como si no se hubiera enterado aún de la que está cayendo. Se podría haber ido de vacaciones a alguna de esas regiones de España que han ardido, para que no caigan en el olvido, o a uno de esos pueblos de la España vaciada donde no tienen ningún futuro, con idea de que tampoco caigan en el pozo de la indiferencia social. No, se va a dos residencias de lujo del Estado, a costa del pueblo, a las que volverá a invitar a sus amigos de la infancia como hizo hace un año en la Marismilla. Todavía no sabemos cuánto costó la hospitalidad de Sánchez con sus amiguetes. Todo esto no cantaría tanto si no fuera porque va de socialista, de amigo de los pobres, de los obreros, de gobernante de izquierdas, azote de empresarios y banqueros. ¿Qué dicen de esto los militantes socialistas, tan duros con los líderes de la derecha? ¿Qué dicen de su apego al lujo, capaz de decirnos que hay que ir sin corbata para ahorrar energía y que media hora más tarde utiliza un Super Puma para ir desde la Moncloa a Torrejón de Ardoz, a solo 20 kilómetros? Da asco ver cómo machacan cada día a Feijóo y a Isabel Ayuso en las redes sociales y que no critiquen nunca nada de este señorito vanidoso, embustero y derrochador que va de chapuza en chapuza. La última, un plan de ahorro energético de locos en el que amenaza a quienes no cumplan sus órdenes con multas de hasta de 100 millones de euros. Por cierto, un día antes de irse de vacaciones a La Mareta, en Falcon, pagadas por quienes van a dejar de ir al mercado porque los atracan a la salida en la caja. Este es el líder de izquierdas del que presumen los socialistas de carné.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos