domingo, 16 enero 2022
19:07
, última actualización
Desvariando

Llegará la primavera y...

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
26 dic 2021 / 10:54 h - Actualizado: 26 dic 2021 / 10:56 h.
"Desvariando"
  • Pedro Sánchez.
    Pedro Sánchez.

Hay científicos apuntando ya a que el virus se irá o perderá mucha fuerza en primavera, cuando estemos todos atiborrados de vacunas y el campo sea un tapiz multicolor que invite a respirar. Esta opinión gana fuerza, pero desde el Gobierno no paran de meternos miedo, algo que vienen haciendo desde que llegó el virus. Joder, hasta nos encerraron en casa y nos arruinaron los negocios. Mis ingresos de autónomo se redujeron a menos de la mitad y no he recibido ni un céntimo de ayuda por parte del Estado. Me costó lo suyo que el banco me ajustara la cuota mensual del préstamo de la casa para ir desahogado y nada bajó de precio, sino al contrario. Pero por aquí andamos, viviendo y sin miedo, dispuesto a salir de esto a pesar de que el Gobierno se empeñe en arruinarnos más a todos mientras sigue con los mismos ministerios y asesores, y los viajes en Falcon del presidente y los ministros, ministras y ministres. Llega un momento en el que lo ves tan claro que te dices: “Lo peor que me puede pasar es que me muera joven, en vez de anciano y metido en una cama”. ¿Dónde está el problema? Por tanto, considero que no merece la pena vivir con miedo, que es el arma más eficaz de los gobernantes para manejarnos, sean de la ideología que sean. Miedo al virus, al paro, al desahucio, a perder la libertad o a depender de otros para poder comer.

A Sánchez le ha ido bien con el virus y aunque sabe ya que esto se va acabando, sigue con su política del miedo. Le encanta gobernar a base de decretos y se irá sin aceptar que la oposición no está para hacerle la ola todos los días, que es lo que le gustaría en realidad, sino para todo lo contrario. Oposición significa obstáculo, traba, obstrucción, impedimento o estorbo. Debería saberlo porque es lo que hizo cuando había otro partido gobernando el país. Recuerden cuando pidió la dimisión de Mariano Rajoy porque la luz subió un 10%. ¿Hace falta decir en cuánto está hoy el megavatio, a pesar de la rebajita navideña para que baje nuestra rabia? Estamos teniendo la Navidad más cara de la historia. Miedo, miedo y miedo. Pero eso sí, la izquierda de mercadillo que tenemos, o que padecemos, solo plantea un debate, el de Monarquía o República. Ah, y el del miedo a la derecha o la ultraderecha, que ya no cuela, porque hay trabajadores que votan a Vox y al PP. Les llaman traidores o descastados, pero son solo hombres y mujeres libres que han perdido el miedo a tener criterio propio, lo mismo que Iglesias lo perdió a cambiar el pisito de Vallecas por la mansión de Galapagar –“casa de campo”, la llamaba–, por sus niños, que antes de nacer ya sabía que serían camperos, amantes de la Naturaleza.

Llegará la primavera, una vez más. Siempre llega.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla