Los béticos deberán dar lo mejor de sí mismos

Sporting y Girona se han puesto definitivamente las pilas y esta temporada el ascenso será uno de los más caros de la historia

Image
16 may 2015 / 23:37 h - Actualizado: 16 may 2015 / 23:45 h.
"Deportes","Real Betis","Real Valladolid","UD Las Palmas","Sporting de Gijón","Más Madera","Girona FC"
  • Los jugadores béticos se refrescan con el riego durante un entrenamiento. / Manuel Gómez
    Los jugadores béticos se refrescan con el riego durante un entrenamiento. / Manuel Gómez

El Sporting ganó ayer su tercer partido seguido y sigue metiendo presión a Betis y Girona en la pelea por las plazas de ascenso directo, de la que se descuelga el Valladolid, que empató en casa con Osasuna y hoy puede ver la segunda plaza a ocho puntos si ganan los gerundenses. Si ello ocurriese (el Girona-Zaragoza es a las doce), las posibilidades matemáticas del Betis de subir el jueves en Santander se diluirían, aun ganando hoy al Lugo y el jueves en el Sardinero, lo que sí permitiría subir el domingo próximo ante el Alcorcón, unas horas antes de que salga la Virgen del Rocío. De no ganar esta tarde, el Betis podría ver reducido su colchón a tres puntos –ayer era de cuatro– cuanto aún restarían doce por disputar, así que la cita de hoy adquiere especial trascendencia.

Los de Mel están respondiendo bien a la presión que, ahora sí, están metiendo los rivales directos. El Sporting solo sumó 8 puntos de 18 en las seis jornadas que van de la 30 a la 35, pero en las tres últimas ha hecho pleno (9 de 9) y no hay quien lo descuelgue. El Girona también se dio un respiro (una victoria en seis jornadas, entre la 25 y 30), pero ahora suma seis triunfos en sus siete últimos partidos, con una facilidad goleadora pasmosa. Al Betis no le van a permitir un mínimo respiro y tanto Mel como sus jugadores deberán sacar lo mejor de sí mismos para amarrar uno de los ascensos más caros de la historia en la Segunda división, pues baste con recordar que Betis (75 puntos a falta de cinco partidos), Sporting (72) y Girona (71) ya hubieran subido la pasada campaña, en la que fue campeón el Eibar con 71.

Lugo, Racing, Alcorcón, Tenerife y Sporting son los cinco últimos obstáculos que le restan al Betis para sellar su retorno a Primera división, un objetivo cada vez más cercano pero a la vez costoso por la enorme presión que están metiendo Girona y Sporting, y que Las Palmas y Valladolid no han sido capaces de soportar.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos