jueves, 29 julio 2021
10:52
, última actualización
Desvariando

Los festivales van para el garaje

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
10 jul 2021 / 10:29 h - Actualizado: 10 jul 2021 / 10:40 h.
"Flamenco","Desvariando","Verano","Pandemia"
  • Falete.
    Falete.

Hace años escribí que el Festival de Cante Jondo Antonio Mairena iba para el garaje y siento haber acertado. Que se celebre en varios días es un acierto y presumo de haber tenido algo que ver con la nueva fórmula, porque comenzamos con ella en Arahal hace ya muchos años, cuando creamos El Gurugú en honor de la Niña de los Peines, y se lleva a cabo ya en Lebrija, Los Palacios, La Puebla de Cazalla y Mairena del Alcor, entre otras localidades andaluzas. No es de recibo que un Ayuntamiento se gaste en una sola noche decenas de miles de euros en carteles maratonianos que a partir de las dos o las tres de la madrugada ya nadie escucha nada. Pero eso es una cosa y otra muy distinta no cuidar los carteles, y más el de Mairena, que ha sido siempre el festival de los festivales. Ya no lo es, es uno más, como también dije hace unos años. Mientras se siga llamando Festival de Cante Jondo Antonio Mairena, se debería tener en cuenta qué fue Antonio Mairena en el cante, qué representó su escuela y por qué fue durante décadas la mejor cita del verano jondo. Y el cartel de este año, con todos mis respetos para Juana la del Pipa, Pedro el Granaíno, Lela Soto, Antonio Ortega Hijo y David Pérez, se aleja de lo que fue el espíritu de este festival. Pero no es solo en Mairena donde han perdido totalmente el norte flamenco, sino en más localidades andaluzas, como Moguer, cuyo cartel de este año, en comparación con años anteriores, es para hacérselo mirar. Los festivales flamencos de verano, pues, no van a morir por la pandemia, sino por la falta de talento y valentía de quienes los organizan. Últimamente te encuentras en los carteles de festivales de una considerable importancia histórica a artistas como Falete, Manuel Lombo o María José Santiago, que no sé qué hacen en los festivales de flamenco. Critican la Ópera Flamenca, la etapa que va desde 1925 a 1950, por mezclar géneros, y lo de ahora empieza a ser peor. ¿Falete en un festival de flamenco? Ya solo falta que lleven de presentadora a María Patiño para que descanse Manuel Curao.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla