Menú
La vida del revés

¿Los inmigrantes nos roban el trabajo?

Image
21 feb 2022 / 07:53 h - Actualizado: 21 feb 2022 / 08:01 h.
"Opinión","Inmigración","La vida del revés"
  • ¿Los inmigrantes nos roban el trabajo?

Domingo. Paseo por el parque. Al menos una docena de ancianos pasean o disfrutan del sol mientras se encuentran sentados en sus sillas de ruedas. Les acompañan mujeres (en todos los casos) de rasgos latinos. Alguna de ellas es árabe. Pacientes, cariñosas. Son las personas que cuidan de los ancianos a los que no pueden cuidar sus hijos; son esas personas a las que algunos señalan como si fueran escoria que llega de fuera para invadir el país poco a poco y que convierten España en una especie de estercolero. Seguramente, estos seres peligrosos ganan poco y trabajan muy por encima de lo esperado, tienen sus amores ocultos, cuidan de sus hijos como buenamente pueden. Pero se les señala como si fueran un ejército que ha llegado para quedarse con lo nuestro, con lo de los españoles. Que algunos políticos tengan el cuajo de utilizar la inmigración en su discurso para enviar mensajes cercanos a lo peligroso, a lo invasivo o a ‘primero España y los españoles’ debería ser motivo de vergüenza entre la gente de bien. Resulta vomitivo ver a una persona como si fuera un problema.

Antes de llegar a casa, hago cola para comprar unas hamburguesas. No apetece cocinar. Espero junto a jóvenes españoles. Algunos, bastante maleducados. Gritan, se acercan en exceso a otros que esperan y se dirigen a las personas que les atienden con displicencia, perdonándoles la vida. Seguramente, estudian en buenos colegios, viven cómodamente y piensan en sus futuras carreras y en sus futuros trabajos en empresas de primera fila. Desde luego no piensan en recoger ajos, ordeñar vacas o preparar hamburguesas. Los que preparan la cena son todos (todos sin excepción) personas de rasgos latinos (mayores y más jóvenes). Sigo esperando. Busco en internet información sobre quién trabaja en la recolección de tomate o de frutas y hortalizas en distintos puntos de España. No son los jóvenes españoles porque están estudiando sus carreras. Son hombres y mujeres sin preparación y con necesidades básicas por cubrir. Otro ejército de peligrosos inmigrantes que han robado los puestos de trabajo a los españoles.

Somos injustos y muy ridículos. Dolorosamente cínicos.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla