domingo, 16 mayo 2021
23:19
, última actualización
Los medios y los días

Manu Sánchez es un buen camino

Image
02 mar 2021 / 04:00 h - Actualizado: 02 mar 2021 / 04:00 h.
"Banca","Empresas","Producción","Comunicación","Historia","Hostelería","Banca","Periodismo","Día de Andalucía","Los medios y los días","Instagram"
  • Manu Sánchez.
    Manu Sánchez.

El narcisismo andaluz de estos días me ha cargado bastante. ¿Para qué quiero tanta Andalucía por aquí, por allá, por acullá, si no hay trabajo sólido en ella, hasta el punto de que, sustancialmente, esta tierra me recuerda los años 50 y 60 del siglo XX? Hombre, claro que hemos avanzado o eso supongo, estaría bueno: más carreteras, centros sanitarios, colegios, universidades y centros deportivos y culturales tenemos, con aporte imprescindible del dinero foráneo. ¿Y para qué quiero todo eso si no hay trabajo en condiciones? ¿Dónde está el tejido empresarial andaluz? ¿Y las grandes empresas andaluzas? ¿Y la banca andaluza que nunca existió? ¿Y una estructura mediática realmente andaluza y fuerte? ¿Y las industrias culturales de todo tipo?

¿Para qué quiero tantos poetas, tantos pintores, si no tengo empresarios relevantes y con influencia en Madrid, Europa y el mundo ni inversiones poderosas ni públicas ni privadas? ¿Para qué tanto baile, tanta simpatía, tanto elogio del acento andaluz, tanto geranio, tanta mar y tanta Historia, si mis paisanos más jóvenes tienen que seguir una senda parecida a la que siguió mi madre, sus tres hermanas y sus dos hermanos, todos desde la Sierra Norte de Sevilla hasta Sevilla, Barcelona, Bilbao, Suiza, Alemania? ¿Para qué tanto video bonito que se lleva de calle a millones de andaluces sensibleros -yo mismo uno de ellos-, si luego se rasca en esas imágenes y aparece la Andalucía negra aún en el siglo XXI, tercer decenio?

De esta forma llevaba varios días reflexionando -perdón por pensar y derribarles a algunos sus fantasías de post verdad- cuando me topé con lo mejor que he visto para celebrar el Día de las Andalucías: el encuentro que la empresa de servicios de comunicación Extradigital mantuvo con el empresario y humorista Manu Sánchez a través de Instagram. Eso sí que es celebrar el Día de Andalucía porque ya de las excelencias epidérmicas de esta tierra me informaba Franco en los No-Dos. Comprendo que ahora es más bonito, está mucho mejor realizada la producción y además es en color; comprendo que el pueblo se regenera y además tiene poca memoria pero como uno ya es durito ve menos cosas nuevas bajo el sol aunque Franco no me hablaba de Lorca ni de Antonio Machado pero sí de Pemán al que ahora dejan de lado por eso mismo a pesar de su talento y de que hasta el Abc lo censuraba. Quiero decir que Andalucía es todo, ¡leche!, no sólo paisajes y yantares más figuras del XVII y más personalidades republicanas, que ya estoy harto de sectarismo, pero que muy harto. Por cierto, citan en los videos a Velázquez y Picasso y dejan fuera a Murillo, ¿qué les habrá hecho?, ¿será por el empate que tiene que haber siempre entre Sevilla y Málaga que lo ha pagado don Bartolomé Esteban?

Manu Sánchez me hacía gracia cuando empecé a verlo, es agudo, ocurrente, me di cuenta cuando usaba su pizarra y aún me río con una de sus historias que es una tontería pero a mí me gusta: parodiaba el villancico ése de “olé, olé Holanda, olé, Holanda ya se ve”, y Manu decía que por dónde narices habían cogido los Reyes Magos para ir a Belén. Aún me río cuando en estos momentos escribo el chascarrillo. Luego me pareció que la socialdemocracia le estaba echando demasiadas manos a este hombre y eso me gustó menos. Ahora bien, su trabajo incansable me ha conquistado, eso es suyo, su gol, cómo se ha abierto paso este joven de 35 años aproximadamente, sevillano de Dos Hermanas; tiene razón cuando afirma que ojito con Dos Hermanas que hace tiempo que le viene dando una lección de progreso a Sevilla, en lo privado y en lo público, ya hubiera querido yo para Sevilla un alcalde como Francisco Toscano en lugar de aguantar las medianías que llevo aguantando unos doce años, doce, y que Sevilla no merece, por supuesto.

Manu Sánchez es uno de los buenos caminos que debe seguir Andalucía. ¿Por qué? 1. Es culto, representa a la Andalucía culta, popular pero no populachera. 2. Quiere de verdad a su tierra y no sólo de boquilla o de pose tópica. 3. Es joven y de mente abierta al siglo XXI al que sintetiza con la sustancia de Andalucía. 4. Es emprendedor, un buen empresario, al día, con instinto empresarial a pesar de su inexperiencia pero como es listo y además inteligente le va a ir bien si sigue confiando en sí mismo y los demás lo ayudamos y lo imitamos. 5. Ve a Andalucía como un centro de actividad con luz propia que se extiende hacia dentro pero también hacia fuera. No hay que irse o ser de Madrid para triunfar, asevera Manu. Y yo añado: es Madrid la que deberá venir a nosotros para comprar nuestros productos en lugar de hacer negocios con ellos. Si no hacemos más que pensar en Madrid a ver cómo narices se desarrolla Andalucía. Hay que empezar a olvidar esa postura decimonónica, yo me pude ir a dos universidades de Madrid dos veces y aquí sigo, comprendo que esta no es ciudad para mucho lucimiento -sigue siendo la madre de los silencios y de los apaños- pero es mi ciudad.

Extradigital Andalucía, que tiene a su frente a un incansable periodista y profesor, doctor en periodismo, Andrés Mellado, ha consumado un gran servicio público ofreciendo casi una hora de charla con Manu Sánchez. Ahora, a descubrir, promocionar y mimar a todos los Manu Sánchez que hay en Andalucía y fuera de ella pero que son o se sienten andaluces o desean apostar por Andalucía, y a lo mejor en unos años podemos celebrar un Día de Andalucía con motivos más que de sobra. No pretenderemos vivir siempre del pasado y como camareros eternos sirviendo a los turistas que vengan a ver nuestras maravillas. Toda esa Historia, folklore y paisajes que tiene el sur de España se saborean mejor con poderío empresarial y político, con otros trabajos cualificados, además de los de hostelería ejercidos con dignidad, y con ganas de comerse el mundo en lugar de tener que ir por él mendigando una ocupación, llevando bajo el brazo los diplomas que se han logrado en Andalucía y en España con el dinero de todos.

¿A qué esperamos para empezar a levantar en Sevilla esa ciudad del audiovisual en la que una de sus empresas fundadoras sea 16 Escalones, la que ha creado el necesario Manu Sánchez? Porque esto es como en la película Amanece que no es poco, cuando los habitantes del pueblo le jaleaban al alcalde: “Alcalde, nosotros somos contingentes, pero tú eres necesario”.


Edictos en El Correo de Andalucía