Intrusos

Mentiras políticas en tiempo electoral

Image
19 ene 2023 / 04:00 h - Actualizado: 19 ene 2023 / 04:00 h.
"Intrusos"
  • Mentiras políticas en tiempo electoral

TAGS:

Cada vez me sorprendo más con la hipocresía humana y, mucho más, de los políticos en tiempo de elecciones. Es curioso comprobar como ahora les surge una «extrema preocupación» por determinadas zonas de Sevilla cuando, a lo largo de toda su «legislatura», no le han prestado ni puñetero caso.

Ahora es todo una agenda de eventos repleta de actos y de visitas, de dejarse ver con los asociaciones de vecinos, de hacer como el que echa cuenta a los problemas que le exponen y que no dejan de ser los mismos que en mil ocasiones han denunciado sin tener una respuesta oportuna o una acción concreta.

Todo son promesas y reflejan, ante un oportuno fotógrafo o periodista, amén de los propios vecinos, las intenciones de cambiar la situación y pueden llegar hasta falsamente convincentes.

Habrá quién los crea realmente y habrá quién no, cansado de escuchar siempre falsas promesas. Les invito a hacer un ejercicio muy sano que yo hago cuando estamos en periodo pre-electoral: me dedico a coleccionar las promesas y plan electoral de fulanito o de zutanito y, cuando llega al poder, me encargo de, pasada la legislatura, cotejar lo que prometió que iba a hacer con aquello que no ha hecho. ¿Es resultado? Desolador pues no llega ni al 25%, una cuarta parte, y lo que se cumple es lo sencillito, ¿para qué intentar lo complejo, con lo que cansa, verdad? [Nótese la ironía].

Por todo ello cada vez son más lo que desconfían y no creen en estos políticos de máscara teatral, de ganas de figurar, de mucha fotografía y aparecer en medios, de mucha poca vergüenza y menos respeto –sólo tienen que escuchar las pullas, directas e indirectas en los mítines, da asco...-, con entrevistas queriendo dar a conocer su lado «gracioso», amable, desconocido...

Habría que ver hasta qué punto se cumple el guión pues deben saber que muchos de estos actos y apariciones van gestionadas por asesores que indican, puntualmente, lo que hacer, decir o como parecer y aparecer. La perfecta mascarada.

Ahora nos visitan líderes políticos que mejor que se queden en su casa, que están mejor, que prometiendo mucho y haciendo muy poco y que luego continuarán sus delfines políticos.

Particularmente doloroso es contemplar cómo se usan como armas electorales, -repito: como armas electorales- temas tan sensibles como la violencia de género, la igualdad, la inseguridad ciudadana y como se usa, sin ética ni moral ninguna todo ello. Habrá que recordar a unos y otros los escándalos en los que se han visto sus respectivos partidos -de casi todos- y de como todos tendrían que callarse y trabajar más alardeando menos.

En la facultad, en mi etapa de universitario, me decían que los políticos «iluminan» lo que hacen en positivo y ensombrecen lo negativo, ¿qué quiere decir esto? Pues que realzan hasta límites insospechados lo poquito que hacen bueno y pasan de puntilla, o ni nombran, lo negativo. La peor mentira es una verdad a medias.

Yo me quedo con aquel eslogan de la película de Richard Pryor «El gran despilfarro» en el que, en plena campaña política, surge él con su partido y ese eslogan: «¡A ninguno de los anteriores!» en relación al voto y a que ni a él mismo se votaría... Pues eso, por cierto, el título de la película viene muy bien también con los innecesarios gastos de este país. En fin, voten en conciencia sabiendo que estos son más fantasmas que los que yo me dedico a investigar.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos