miércoles, 27 mayo 2020
22:40
, última actualización

Miradas sobre Sevilla en la Fundación Valentín de Madariaga (II) y Jacinto Pérez Eliott en el Coas

02 jul 2019 / 08:29 h - Actualizado: 02 jul 2019 / 17:14 h.
$hmKeywords_Schema
  • Dos obras de ‘Formas de amor en la ciudad’, una sala coordinada por Adriana Torres Silva y de Jacinto Pérez Elliott. / El Correo
    Dos obras de ‘Formas de amor en la ciudad’, una sala coordinada por Adriana Torres Silva y de Jacinto Pérez Elliott. / El Correo

Las 5 secciones en que se divide la exposición “Miradas sobre Sevilla” y como subtítulo “Mapas sensibles de la ciudad”, comienzan con el “Mapa Emocional” trazado por su comisario, PACO PÉREZ VALENCIA, siguiendo la misma filosofía que alienta sus cursos en la Universidad Loyola donde imparte las clases, en la que él mismo creó -la Universidad Emocional- y en tantos otras cosas donde participa.

La 1ª de las salas –Los cielos de Sevilla- ha sido coordinada por JACINTO PÉREZ ELIOTT y tiene a PACO BROCA y a JAVIER BUZÓN (también a MARÍA OFRTEGA que se expone en otra sala), como mentores de la joven artista que “ha nacido” después de esta maravillosa experiencia con ellos al arte, como es Mª AMPARO PÉREZ ELIOTT, quien en efecto recoge el Puente de Triana desde el cielo en una perspectiva (o vista frontal casi oblicua), con una entonación extraordinaria.

La 2ª, “Formas de Amor a la ciudad”, coordinada por ADRIANA TORRES SILVA, consiste en una serie de fotos hechas con el móvil por un colectivo en el que han participado artistas como ella, MAR GARCÍA RANEDO, MANUEL LEÓN, MAR MUÑIZ, GLORIA LOMAS y EDUARDO GONZÁLEZ, uno de ellos con síndrome de Asperger, quien ha destacado aspectos -o como escribe ADRIANA, “afectos visuales”- sobre los que quiere que prestemos atención. Subidas a Instagram y después reveladas, para que inviten junto a pequeños comentarios, a la participación. Esta obra de obras es anónimas (los nombres aparecen en el reverso), con lo que se realza la idea -mejor que de integración, de igualdad- porque el arte, como se sabe, no conoce barreras y es universal.

La 3ª: “Las tres mil bellezas” coordinada por MARÍA ORTEGA ESTEPA, y que ha contado en su equipo con con una obra suya, con la de ANUCA AÍSA, de PEPE YÁÑEZ y de RICARDO ROJAS, y con la de los artistas de ese barrio (Las 3.000), que es “como una flor a la que no le dejan abrirse y desprender todo su olor” en las palabras de MARÍA, como son EMILIO CARACAFÉ (guitarrista) y LUIS POSTIGO (de Danzamobile), aludiendo a la diversidad social que coexiste en él.

En un espacio aparte, se muestra el retrato de MARÍA VARGAS, de PIERRE GUNORD, sintetizando en la pose de la modelo esa mirada directa, esa otra mirada desde dentro que es la que propone la exposición.

La 4ª: “La Sevilla de las personas”, coordinada por JOAQUÍN LÓPEZ-SÁEZ RODRÍGUEZ PIÑERO, exhibe los textos, las voces “las miradas” y los rostros escritos, hablados y fotografiados por PACO ROBLES, AGUSTÍN BRAVO, ANTONIO DEL JUNCO y JUAN DIEGO PERIÁÑEZ dedicados a ANTONIO, ÁNGELA, CARLA, PATRICIA, PATRICIA, PILAR, NACHO, CAYETANO, PAULA G., PAULA J. y DOMINGO

La 5ª: “La Sevilla que Viene”, coordinada por VALENTÍN DE MADARIAGA PARIAS, se plantea la accesibilidad y las muchísimas limitaciones que se dan en la ciudad, simplemente teniendo en cuenta un hecho tan nimio como es el de caminar por las calles. Pero sobre todo una Sevilla que contemple y facilite el tránsito a todos aquellos que definitiva o temporalmente requieran de silla de ruedas, andadores, muletas, o los que a causa de cualquier patología (de pies, columna, etc.) les sea prácticamente imposible la adaptación motora, no digamos todo el largo camino que todavía hay que hacer en cuanto a la sensorial (sordos, mudos e invidentes), teniendo en cuenta que todos podemos alguna vez sentirnos en mayor o menor medida así. Es esta, la de la adaptación urbana, la gran asignatura pendiente del municipio y es de esperar que con llamadas de atención y visualizaciones como esta, la accesibilidad universal se logre entre todos.

Distribuida en dos espacios, aquí han colaborado además de VALENTÍN, DIONISIO GONZÁLEZ y ÁLVARO CARRASCO, con fotos, gráficos, esquemas históricos maquetados, ...y el vídeo-instalación de ROCÍO GONZALO FERNÁNDEZ, que puede saber por sí misma qué significa simplemente subir un escalón o bajarse de una acera, en el caso de que ciertamente la haya, y recorrer una calle estrecha y con tráfico rodado.

Finalmente, la exposición se cierra con el “Mapa sonoro museográfico” ha sido compuesto por ANTONIO PARRÓN CAMACHO.

Mucho me hubiera gustado hablar con detenimiento de las obras y autores, del amor que se siente y transmite en cada una de las salas, del significado profundo de esas miradas de, sobre y por Sevilla, tan iguales/tan diferentes; explayarme en los preciosos textos con que las han acompañado. También desde aquí doy las gracias por haberme dado la oportunidad de pensar en ellos, tan cercanos.

JACINTO PÉREZ ELIOTT EN EL C.O.A.S.

Se ha dado la grata circunstancia de que JACINTO PÉREZ ELIOTT ha expuesto durante este mismo mes que ahora se acaba, en paralelo con su hija AMPARO –si bien él, en la sede del COLEGIO OFICIAL DE ARQUITECTOS DE SEVILLA- y ella, en la exposición que actualmente está abierta en la FMV y de la que se habla más arriba.

Quien fuera conservador de los Reales Alcázares entre el 2011 y 2015 y arquitecto de profesión, se había acercado muchas veces a la pintura desde el punto de vista figurativo, utilizando el óleo sobre lienzo y el dibujo sobre papel, pero nunca desde la abstracción. Lo hace ahora sin que sepamos las razones por las que ha simplificado tanto y de ese modo los jardines, palacios, patios, torres, arcos lobulados, estanques, fuentes, árboles, pájaros, patos y pavos reales, setos y flores del recinto, que fue trazando entre el cúmulo de informes, visitas, presupuestos,...que debía redactar.

En la extensa serie de dibujos –todos con el mismo formato de 30 x 30 cm. realizados a tinta negra y a veces con toques de color magenta, malva y oro- el racionalismo reticular que emplea para sus construcciones, ha desaparecido por completo para dar paso a formas amorfas, asimétricas, organicistas, que parecen ignorar voluntariamente todo lo aprendido en cuanto a la composición clásica, la proporción,... para que sean las líneas, rayas y puntos, los trazos más detenidos o rápidos de su mano, los que den una cierta idea de polígonos planos, sin que en realidad podamos saber con certeza, qué rincón de los muchísimos que tiene el Alcázar está representando, aunque a veces parece que se intuyen lotos, palmeras, el Laberinto, la puerta de La Montería, los setos y parterres románticos.

Este tipo de dibujo, gestual, también expresa estados de ánimo y una liberación como es el caso, donde JACINTO PÉREZ ELIOTT parece haberse desprendido de sus muchas responsabilidades al frente de ese edificio tan simbólico de la ciudad y sin que pierda nunca la armonía. Lo dijo bien la actual Secretaria General de Arquitectura y Vivienda de la Junta de Andalucía, la también arquitecta –ALICIA MARTÍNEZ MARTÍN- cuando en su discurso de presentación, reconoce lo que es sentir esa experiencia maravillosa y el vértigo que puede producir por todo lo que el Alcázar significa en la Historia de la Arquitectura Universal y no sólo de Sevilla. Sí, JACINTO PÉREZ ELIOTT a partir de ahora seguirá pintando y dibujando (por supuesto que proyectando construcciones), de lo que no cabe duda es que esta expo es un punto de inflexión en su carrera y como dice ALICIA, también él ha pasado ya a la Historia


  • 1