Menú
Los medios y los días

Moreno Bonilla: ordenando el patio

Image
27 jul 2022 / 05:55 h - Actualizado: 27 jul 2022 / 10:26 h.
"Los medios y los días"
  • Moreno Bonilla: ordenando el patio

Con una legislatura con Covid que no ha llegado ni a los cuatro años, el último de los cuales se ha mantenido con los presupuestos prorrogados, el presidente Moreno Bonilla no tiene ni para desempolvar las mesas que han ensuciado los autodenominados progresistas durante casi cuarenta años en nombre de un falso socialismo. Mira de qué le ha servido a Vox su empecinamiento para acabar enviando a una paracaidista como candidata por orden “militar”. Como se paseó triunfalmente por Sevilla y otros lugares sureños y encima llamándose Macarena, aaahh, ya se creía Abascal que iba a engañar a los andaluces cuya lógica me ha sorprendido hasta a mí que, aunque andaluz de nacimiento, me gustan muy poco el nacionalismo y el andalucismo. Los veo como herramientas contrarias a la ciencia y al conocimiento en general y servidor, primero que nada, es científico social y librepensador.

Lo que quiere el presidente es bajar más los impuestos para acercarse a Madrid o eso declaró en unas jornadas de la CEA, acompañado por Feijóo. Se supone que así la gente comprará más o al menos pagará los recibos y de paso a los emprendedores les entrará esa pasión que llevan dentro por echar sus capitales al mercado para crear puestos de trabajo. Emprendedores de los fuertes hay pocos en Andalucía pero el mundo es grande; como decían los de Martes y 13, España no se acaba en la punta de Cádiz, hay barcos p’a seguir. Lo malo es que con la guerra de la que es partidario el señor Moreno Bonilla y su partido la cosa se pone fea. Y la guerra está ahí porque lo quiere la OTAN, los alemanes dicen que se les están acabando las balas que le regalan -ya veremos cuando las cobran- a Zelenski, se ve que la UE está cansada de la guerra pero mientras el señorito USA no diga lo contrario ahí estaremos como si fuéramos no el viejo y sabio continente sino el pardillo del mundo. Putin se busca la vida, las sanciones no le han hecho todo el daño que se esperaba y a nosotros nos están torturando y si el mundo se muere de hambre no es sólo por culpa de que Putin tenga los barcos de grano ucranianos detenidos en los puertos sino porque no le dejamos a Rusia vender el suyo.

Todo lo de Rusia le afecta a Andalucía y nadie dice nada, todos a obedecer a USA, mejor no airear eso ahora. Vayamos al grano presidencial que quiere crear el 25% del empleo que se cree en España. Nada menos. Una parte considerable tendrá que ir a Málaga sea como sea porque si el señor Moreno no logra la correspondiente Expo para aquella ciudad le va a ser difícil aparecer por allí. Es la única mosca relevante que me suena en la oreja cuando hablo de Moreno Bonilla: las presiones de los que aspiran a ser capital de Andalucía, que le dirán no te hemos puesto ahí para que hagas a Sevilla más capital de lo que ya es sino al contrario. Estos cuatro años me van a ser de utilidad para saber si la derecha es católica o va a lo suyo como todo el mundo va a lo suyo, pero dicen que en especial la derecha. Y es que, ahora mismito, sólo nos queda el PP, el resto está para sopitas y buen vino.

Los hechos son los que cantan. Moreno dice que estamos mal financiados y que «no puede ser que quienes montaban manifestaciones todos los días» pidiendo una financiación justa ahora en el Gobierno no sean capaces de hacerlo. Los hechos me dicen, en este sentido, que la señora María Jesús Montero es una verdadera trepa, miren dónde está ahora, a la diestra del señor Pedro Sánchez después de haber sido consejera de Hacienda en la Junta, desde donde le pedía al ministro de Haciendo de Rajoy un dinero que luego cuando ella era ministra de lo mismo no lo ha dado. Y encima ha ascendido. Qué arte.

Cuando leo algunos de los pasos que quiere dar Moreno comprendo por qué Andalucía está donde está. Sólo uno o dos datos: el presidente encargará a su nuevo Gobierno apretar el acelerador para culminar los cambios apuntados en los años anteriores. Entre otras cosas, prevé multiplicar la supresión de trámites burocráticos que dificultan o impiden la iniciativa emprendedora. El anterior consejero de Transformación Económica, Rogelio Velasco, encargó un informe que encontró hasta 800 pasos prescindibles, de los que ya ha eliminado unos 200. Sin embargo, los empresarios aseguran que esa simplificación normativa apenas se percibe aún en Andalucía y piden que se profundice, por lo que será una de las tareas pendientes.

De alucine: 800 pasos, algo que no me extraña porque en la universidad hay que rellenar una aplicación telemática hasta para ir al excusable. Hay una Unidad Aceleradora de Proyectos (UAP) para este asunto, creada hace dos años, y a la que han acudido las grandes empresas en busca de un interlocutor único con la Administración andaluza. A mí me parece de cachondeo todo esto, para reír si no fuera demasiado serio y no estuviera por medio el futuro de millones de andaluces. Basta con este botón de muestra, ya tiene Moreno faena para cuatro años con sólo ordenar este punto clave.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos