Los medios y los días

No a Podemos, sí a Europa y Putin

Image
22 ene 2022 / 04:00 h - Actualizado: 22 ene 2022 / 04:00 h.
"Los medios y los días"
  • Vladimir Putin. / EFE
    Vladimir Putin. / EFE

Se siente uno como un afrancesado del siglo XIX, pero en el XXI, al afirmar que en esta guerra de Ucrania aún no declarada yo estoy al lado de Rusia. Inmediatamente te colocan en las filas de Podemos, partido que está tan dividido y tan despistado que no puedo aceptar. Mientras tenga en sus filas a una serie de personas con tan escasa y superficial formación para ser por ejemplo ministros y ministras, sobre todo a Irene Montero y Yolanda Díaz, no se puede estar ahí porque se trata de personas contrarrevolucionarias. Además, yo ya no creo en la alternativa proletaria ni obrera de Marx, he crecido y he madurado.

Estoy en tierra de nadie y por eso recibo ignorancias, silencios y ataques por varios frentes, algo que no me importa, son gajes del oficio y los efectos de escribir lo que escribo en lugar de elegir temas “blancos” y rascarme la barriga como funcionario del Estado que soy al igual que hacen no pocos de mis conocidos, por desgracia.

Si tuviera que explicarles el asunto Ucrania a mis alumnos tal y como lo escucho en los medios, sobre todo de derechas, estaría adoctrinando, no enseñando ni formando. Tengo mi postura personal pero en clase jamás la diré salvo si algún alumno me pregunta. Aquí, en una tribuna de opinión pública, veo a Occidente y a la OTAN como el agresor número 1 y a una Rusia que se defiende con un Putin al frente que es Europa también. Europa contra Europa, a los pies Europa Occidental de un país como EEUU que necesita guerras y enemigos por todas partes, que empezó a toquetear con bombas y muertos inocentes el avispero árabe y nos lo ha llenado todo de terroristas, esas avispas que han salido de su panal, esos sujetos talibanes que, con una chilaba, una estrategia y un kaláshnikov, han enviado a su casa al forzudo marine con toda su tecnología y Europa detrás, de comparsa. Europa es el origen de todo lo bueno y lo malo que hay en el mundo actual y ha perdido su dignidad, se puede ser aliado de USA pero no súbdito. Europa es la madre que se postra ante los intereses del hijo hortera e inculto que sólo piensa en las bombas pero que cuando pone el pie en tierra es vencido y mira que se lo han advertido antes, se lo ha advertido Europa que sin embargo se entrega por un plato de lentejas a la voluntad del niño matón. El niño que sólo es un gigante con los pies de barro, el niño que tiene músculos de gimnasio, no de trabajar a través de la Historia, solo, en lugar de buscar siempre alianzas y la guerra lejos de su territorio.

Lo que yo llevo viendo desde que se instauró la URSS es una Rusia atosigada por un cerco de bases militares y misiles occidentales, incluso nucleares. Da igual que Rusia sea comunista o capitalista, hay que crear un enemigo para que los norteamericanos no se den cuenta del todo de la porquería que poco a poco se va amontonando en aquel gran país fundado por ilustres señores influenciados por la Ilustración europea. He ahí uno de los motivos por los que triunfa Trump y he ahí uno de los motivos por los que Putin posee poder. ¿Que es un autócrata? ¿Y cómo hay que ser si te endosan un cerco de esa forma y te meten en la OTAN a países limítrofes? Un misil nuclear llega en cinco minutos, cinco, desde Ucrania hasta Moscú, imaginen que Marruecos nos los pone a nosotros en Tetuán o nosotros a ellos en Tarifa. Habrá que recordar que la OTAN se formó para combatir al mundo comunista que a su vez fundó la alianza militar que conocimos como Pacto de Varsovia. Ya no hay Pacto de Varsovia pero la OTAN sigue, el mercado ha sido tradicionalmente agresivo y causante de dos guerras mundiales, ¿no vamos a escarmentar? Rusia quiere dominar todo lo que está a su alrededor, me dicen los predicadores mediáticos quintacolumnistas de USA. Ah, ¿y USA no ha hecho lo mismo con toda América? ¿No sigue haciéndolo? ¿Qué es entonces la vieja y la nueva doctrina Monroe? ¿A quién se le ocurre intentar asfixiar a un país como Rusia que tiene una infraestructura armamentística monstruosa, una riqueza energética indispensable para Europa y a potenciales aliados importantísimos? A un país enloquecido y confundido como EEUU. ¿Nos vamos a dejar arrastrar por él? Hay que decirle que aparte sus bravuconadas y que le deje a Rusia su espacio como él desea el suyo, ¿o es que pretende provocar que Rusia mande soldados para sus países aliados en América Latina?

Miren, yo viví de pequeño en mi barrio de San Vicente el momento crucial de los años 60 cuando en 1962 la URSS colocó misiles en Cuba y los barcos de guerra soviéticos iban ya hacia allá para defenderlos. No se me quitará de la memoria el clima de temor absoluto que había entre mis seres más queridos y entre los vecinos del barrio. Aquello se evitó y era poco en comparación con la que se puede liar ahora. Nada tengo que ver con Podemos ni con partido alguno, afortunadamente, digo lo que digo desde mi militancia y coherencia personal a favor de la diplomacia y la paz.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla