Menú
Intrusos

No todo es política

Image
15 sep 2022 / 04:00 h - Actualizado: 15 sep 2022 / 04:00 h.
"Intrusos"
  • No todo es política

TAGS:

Esta sociedad está crispada o «piensa el ladrón que todos son de su misma condición» y eso es lo que me pasó hace unos días y que les quiero comentar por que se pulsa, a las claras, el problema que está instalado en nuestra sociedad de «perros de presa» y de medradores, de opinadores profesionales y otras yerbas.

Hace unos días fui informado que unos cafres desalmados, gente nauseabunda, sin alma, deshumanizados, «menores de edad» para lo que les conviene, habían pegado una paliza a un gatito en Medina Sidonia.

Tenía toda la información merced al trabajo de mi compañero José Vilches, y me decidí a saber qué era lo sucedido. Escribí al ayuntamiento pues la información de la Policía Local de esta bella localidad ya la conocía. Pero desde el ayuntamiento no atendieron a mi correo electrónico.

Hice las oportunas llamadas y me acabaron colgando en dos ocasiones, no sé si por «descuido» o voluntariamente. Me decidí a dejar una nota pública en la red social Twitter en la que les exigía (quizás la exigencia es lo que sentó mal) una respuesta así como ponerme en disposición de ofrecer la información en los medios en los que trabajo de cara a que se conociera y se castigara futuras acciones de gente desalmada.

El tuit no tuvo respuesta pero si se «alguien» que quiso medrar tildando mi mensaje de “amenaza”, de tener oscuras intenciones y de no estar informado (cuando el medio que lo dio era, precisamente, en el que trabajo). Creyó que usaba el cruel ataque a un animal para atacar a la alcaldía (muy lejos de mi intención) y por ello lo mejor, pensaría la otra parte, es «morder». La respuesta por mi parte fue clara «no me conoces» y le pedía que se informara, aunque se ve que no lo hizo y siguió a su bola.

Al final uno opta por dejar la polémica y decirle lo que decía mi madre: «para ti el duro».

No todo en esta vida es política ni está relacionado con la misma, ni una alcaldía es el ombligo del mundo, a veces los ciudadanos tienen la inquietud de saber las políticas sociales de los ayuntamientos, de saber que se hace contra el maltrato animal, de la información al alcance del ciudadano para evitar el mismo, de las responsabilidades que se le pueden pedir a los maltratadores más allá del gravísimo daño causado y que sus padres, a la postre, tendrán que pagar gastos y multas... En este caso aplaudo a la Policía Local de esta localidad pero suspendo a sus políticos por ignorar y por su ignorancia.

Todo eso, que creo que daba para hacer un artículo de denuncia social y no, precisamente, contra el ayuntamiento de Medina Sidonia pero, en cambio, se tuvo otra respuesta «no oficial» de gente radical o que cree que todos son iguales...

Si esta persona, X, se hubiera informado mejor, habría descubierto que llevo la sección de este periódico, de El Correo de Andalucía, de animales, de mascotas y de mi compromiso con el bienestar animal, habría descubierto de mi fobia a la política así como que no me tiembla el pulso de «pegarle» (en sentido figurado) a la derecha o a la izquierda cuando meten la pata y defiendo las causas justas.

En esta vida no todo es política e intereses, también debe haber una inquietud social, el ánimo de informar y de defender a los indefensos, aunque sea desde las páginas –con orgullo- de un diario sevillano.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos