lunes, 29 noviembre 2021
10:17
, última actualización

Pablo Casado y el Ave María en memoria de Franco

Image
22 nov 2021 / 09:30 h - Actualizado: 22 nov 2021 / 09:38 h.
"Opinión","Política","Pablo Casado"
  • Pablo Casado y el Ave María en memoria de Franco

¿Qué es necesario que pase para que un político español dimita? ¿Hasta dónde va a llegar la desvergüenza de la clase política? ¿Es necesario que se rían de todos los españoles de esta forma tan nauseabunda?

Es el turno de Pablo Casado. Después de deleitarnos, entre otras cosas, con el asunto de su carrera aprobada en tiempo récord, llega el turno de ‘voy a la misa en memoria de Franco y me paso todo lo que digáis por el arco del triunfo’.

En España (en toda España) había convocadas 11 misas en memoria del dictador por ser el aniversario de su muerte. Pablo Casado fue a una de las iglesias en las que se iba a celebrar una de ellas. Desde el partido han reconocido que, efectivamente, Casado asistió, pero que no tenía ni idea de lo que iba a suceder. Ya hay que tener mala suerte. ¿Consecuencias? Cero. Dicen las malas lenguas que alguno se está muriendo de la risa desde el pasado 20N y que no se explica cómo es posible que cuele una cosa como esta sin que pase absolutamente nada.

Entre los políticos corren los títulos académicos de dudosa calidad y no pasa nada. Que plagian el trabajo de doctorado, no pasa nada. Que afanan en un súper, no pasa nada. Que les colocan en una fiesta durante el confinamiento, no pasa nada. Que rezan por Franco en una iglesia de Granada, no pasa nada. Es decir, nos toman por el pito del sereno y nosotros nos dejamos.

Es triste que hayamos llegado a esta situación. Ellos se conforman con mantener un puesto en el que se levantan una pasta sin hacer gran cosa y nosotros con que no nos den mucho el coñazo y podamos seguir pagando la hipoteca sin grandes sufrimientos. Somos tal para cual. Una pena.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla