viernes, 20 septiembre 2019
14:08
, última actualización

Palmas sordas para Serranito

Manuel Bohórquez @BohorquezCas /
28 ago 2019 / 08:02 h - Actualizado: 28 ago 2019 / 09:25 h.
  • Victor Monge Serrano. / El Correo
    Victor Monge Serrano. / El Correo

TAGS:

Víctor Monge Serrano, Serranito (Madrid, 1942), es el concertista de guitarra español por excelencia. No es el primer concertista flamenco, como consta en muchas tribunas de Internet, porque casi un siglo antes de que él naciera ya los había –Paco el Barbero, Paco el de Lucena o Ramón Montoya–, pero cuando parecía que esta faceta flamenca solo interesaba fuera, el madrileño comenzó a tocar en concierto en los tablaos de la capital de España y se fue especializando. Hoy es una de las grandes referencias de la guitarra flamenca en el mundo. Lo fue antes que Paco de Lucía y Manolo Sanlúcar, cuando Sabicas, Esteban Sanlúcar y Mario Escudero eran ya dioses del instrumento fuera de nuestro país. Que la Bienal no haya tenido ya un detalle con Serranito, siendo quién es y lo que representa, es algo inexplicable. Por eso alcanza un gran valor que Manuel Álvarez pensara en él para homenajearlo en los Veranillos del Alamillo, en un cortijo andaluz donde en verano, si guardas silencio, aún puedes escuchar a Antonio Moreno tocando en la Alameda y a Tomás Pavón cantándoles de noche a los barbos de la Barqueta. Merecido reconocimiento a un artista de talla universal y a un hombre que ama la guitarra, el flamenco, por encima de todas las cosas. Lleva ya más de sesenta años abrazado a una guitarra y a la cultura flamenca, desde los 12. Primero siendo un mero acompañante, aunque destacado, y luego uno de los concertistas más finos y elegantes de la historia del flamenco, con una obra discográfica impresionante y un sinfín de galardones tanto nacionales como internacionales. No hay teatro importante del mundo, donde la música no tenga prohibida su entrada, en el que no haya tocado Serranito. Y mañana por la noche lo vamos a tener en el Cortijo del Alamillo, en Sevilla, ciudad en la que es un viejo conocido porque ha tocado muchas veces y ha estado en momentos históricos como, por ejemplo, la final del I Giraldillo del Toque, en calidad de miembro del jurado junto a Juan Habichuela, Mario Escudero, Paco de Lucía y Manolo Sanlúcar entre otros. Un honor para Sevilla, maestro.


  • 1