martes, 26 octubre 2021
23:03
, última actualización
Los medios y los días

Papeles, papeles y más papeles

Image
06 oct 2021 / 04:25 h - Actualizado: 05 oct 2021 / 13:28 h.
"Los medios y los días"
  • Pep Guardiola, Julio iglesias, Miguel Bosé y Corinna Larsen.
    Pep Guardiola, Julio iglesias, Miguel Bosé y Corinna Larsen.

Ahora que creíamos que estábamos en plena era digital y que el papel se moría, aparecen películas sobre los papeles del Pentágono, los papeles de Panamá, los papeles de Pandora (Pandora Papers que queda más fashion), los papeles de Manglano... y lo que surja, como decían los anuncios de emparejamientos: “Busco joven o jóvena para amistad y lo que surja”.

Hace días una persona humilde pero honrada y trabajadora me pidió prestados 100 euros para pagar el IBI que no es sólo el pueblo de Valencia donde fabrican a las muñecas de Famosa que se dirigen al Portal de Belén sino también un impuesto que a veces se torna en atraco. Qué contraste con los señores y señoras de los papeles de Panamá o de Pandora que hurtan al fisco todo lo que pueden con la complicidad de abogados y gobiernos. Todo es legal. El ciudadano de a pie va con sus 100 euritos a pagar el IBI o lo que sea menester y estos hijos de la gran mierda humana jodiendo por lo bajini.

Siempre he pensado, no obstante, que igual que la obligación de un preso es pensar en escaparse o salir de presidio, la de una persona muy rica es evitar que el Estado le robe porque para ella pagar impuestos es un robo y lo es, lo que pasa es que así están montadas las cosas, uno se gana ya no el pan sino jamones de las 6J con el sudor de su frente -y con otros sudores- y llega el Estado y te quita una parte por aquello del estado del bienestar y para que uno pueda ir por esas carreteras de Dios, bien asfaltadas, a matarse a gusto. Si yo fuera multimillonario o milmillonario haría lo posible para que no me agarraran mi pasta o al menos tanta pasta, así que ya lo saben los que filtran papeles a la prensa, unos filtradores que filtran nombres fijos: Putin es uno de ellos, aunque no lo agarren nunca siempre figura alguien de su entorno. ¿Periodismo o política?

Veremos si aparece algún Biden o algún gran accionista de esos medios que publican los papeles qué van a hacer los 600 periodistas de investigación que se han repartido 12 millones de ficheros y los han estado examinando durante un año antes de extraer conclusiones que las contrastan con los implicados no antes sino después de sacarlas a la luz para que la noticia ruede como una bola de nieve que se vuelve cada vez más gorda. El poder más listo y oculto tiene ahí una gran arma para liquidar a sus enemigos de estatus al tiempo que distrae a la gente con las cosas de los ricos, siempre nos gusta que se metan con los ricos o los misterios de los servicios secretos que también se ciñen a los poderes, por regla general.

Doce millones de ficheros divididos por 600 periodistas es igual a 20.000 ficheros por barba. Si la investigación ha durado un año, ¿cómo se puede leer tanto, asimilar, ordenar el material y coordinarse 600 personas para publicarlo todo? Sería muy interesante conocer la metodología empleada para enseñarla en los estudios de periodismo en los que a este tipo de trabajo algunos especialistas lo llaman “periodismo colmena”. Lo que he leído hasta ahora al respecto no acabo de creérmelo.

En cuanto a las empresas tapadera que pululan por ahí, lo que interesa es que las declaren ilegales a ellas y a los paraísos fiscales que les dan cobijo, de lo contrario este papeleo periódico tiene poco sentido, desde luego a mí no me va a sorprender porque si tuviéramos los periodistas la libertad de sacar a la calle todos los días la porquería humana, la totalidad del periódico se llenaría de lo mismo. Pero, ¿para qué, si la vida va a seguir sustancialmente igual y se gana más dinero con la Pantoja o con la hija de la Jurado? Suiza siempre estuvo a salvo en las guerras contemporáneas por ser la alcancía secreta de los adinerados y tanto después como antes ahí tenemos a los países que abrazan con gusto la inmoralidad y la falta de ética y de responsabilidad social.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla