Menú
Los medios y los días

Paralelepípedos y maldito parné

Image
25 jul 2022 / 05:39 h - Actualizado: 24 jul 2022 / 12:41 h.
"Los medios y los días"
  • Paralelepípedos y maldito parné

Con tanto mareo económico y financiero me acuerdo de lo que decía José Luis Sampedro que en paz descanse. Y era algo así como que a los niños en el colegio les enseñaban y les hablaban de asuntos que jamás iban a encontrarse en la vida y sin embargo no les contaban lo que era un banco (de los del dinero) ni cómo funciona, cuando los bancos no sólo iban a estar presentes en todos los días de su existencia sino que los iban a hacer sus vasallos. Es decir, puede que les enseñen a los micos qué es un paralelepípedo o la vida de un ornitorrinco y sin embargo se deje a un lado explicar cómo y por qué nacieron los bancos y cómo y por qué han llegado a ser como son.

Naturalmente, Sampedro es un santo para mí y eso que era ateo. Ahora los bancos quieren hacer lo que llevan años y años haciendo en Estados Unidos, con razón se mantienen al lado de los yanquis y eso lo hacen pasar como apoyo a las democracias, desde cuándo narices le ha importado al dinero la democracia, el dinero ya se sabe desde siempre que carece de ideología, Chile y España crecieron gracias a Pinochet y a Franco, verbigracia. Los estadounidenses se llevan atados a los bancos de por vida, desde que son jóvenes, y en Chile, por cierto, están haciendo lo mismo. ¿Quieres ir a la universidad? Pide un préstamo, ya lo pagarás más adelante, durante buena parte de tu paseo terráqueo. ¿Quieres imitar a los ricos? ¿Quieres aquello que te enseña la televisión e Internet que te tienen colgado todo el día de sus pantallas? Invierte en Bolsa, pide préstamos. Si luego no los devuelves y el banco revienta se acabó ese pensamiento neoliberal que dice que el Estado no se meta en nada, ahora sí, ahora sí tiene que meterse, le tiene que dar dinero de todos para que se recupere, dinero que sólo devuelve en una parte pequeña o relativamente pequeña, pero si tú no pagas lo que te has comprado para vacilar, entonces te lo quitan y a tomar viento, te has topado con la realidad, idiota, que eres un idiota, somos idiotas con el tarro comido por idioteces.

En Radio 5 Todonoticias entrevistan a un profesor de economía de la UNED y afirma lo que es evidente: que la banca va a cargar los impuestos sobre los niños que ya son grandes y a los que nunca les han hablado de la banca en el colegio ni en el instituto ni tal vez en la universidad. Y añade el colega que una de las estrategias que buscan los banqueros es impulsar el uso de las tarjetas de crédito en lugar de las de débito, como ya es habitual en EEUU, para que la gente no se percate de que cada vez está más endeudada con los bancos. A continuación, llega Paco Lobatón y habla con una señora que ha fundado una asociación de supervivientes del suicidio en referencia a que son ellos los sufridores porque han aguantado y aguantan las consecuencias emocionales de quienes se les suicidan. Esta señora debe ser partidaria de las palabras de Epicuro: la muerte no es fatal para el que muere sino para el que sobrevive.

Seguidamente, el informativo habla y habla de los impuestos a la banca y de la inflación. He ahí una causa de suicidio: este mundo estresante y mentiroso que nos hemos montado. Pero es más fácil dejar que se suicide el personal que mejorar una situación estructural que se prolonga por siglos. El débil que se suicide y el rico que siga adelante captando vasallos que somos todos, unos estúpidos que caemos en las redes de la falsa abundancia. No sé, tal vez si me llegan a hablar de pequeño y de joven menos de paralelepípedos y de ornitorrincos y más de banca yo no sería ahora tan esclavo de una maldita hipoteca como lo soy. ¡Madre mía! ¡Tan listo para unas cosas y tan tarambana para otras!


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos