jueves, 06 mayo 2021
20:07
, última actualización
La vida del revés

Pensamos menos que cuando murió Franco

Image
03 may 2021 / 18:05 h - Actualizado: 03 may 2021 / 18:14 h.
"Opinión","La vida del revés","Elecciones"
  • Pensamos menos que cuando murió Franco

Nada; mañana no va a pasar nada en Madrid. Isabel Díaz Ayuso podrá formar Gobierno sin Ciudadanos (que quedará fuera de la Asamblea de Madrid) y con la tutela de Vox. Todo muy parecido a lo que había antes de convocar elecciones. Es decir, nada. Millones de euros tirados a la basura, mucho esfuerzo destinado a nada.

¿Ha servido para algo esta campaña? Eso ya es otra cosa. Han quedado despejadas muchas dudas acerca de cómo se manejan los políticos y los votantes.

Los programas electorales han desaparecido. Sí, como lo oyen. Ni una propuesta sobre cómo salir de la situación en la que se encuentran los madrileños, ni una propuesta sobre educación, ni una propuesta sobre la mejora de infraestructuras o sobre las listas de espera sanitarias. Nada de nada. Ha sido paradigmática la carta que ha enviado Isabel Natividad Díaz Ayuso a los madrileños pidiendo su voto: su foto, la palabra Libertad y nada más.

Insultos todos los que ustedes quieran. Ataques personales vergonzosos los que ustedes quieran. Y, lo peor de todo, idioteces las que ustedes quieran. Ahora bien ¿se han comprado la falta de ideas o las tonterías de patio de colegio? Claro que sí. En Madrid y fuera de Madrid. Todo el mundo se ha dejado llevar por las emociones, por esa falta de reposo al reflexionar que comienza a ser peligrosa entre los españoles. La cosa ha ido de ‘tener más huevos que los otros’. Y eso ha servido a millones de españoles para colocarse en un lado u otro. Ahora, lo importante es tener más huevos. Qué cosas.

Nos gusta la gresca. Y es normal porque en ese territorio del enfrentamiento y del insulto no es necesario pensar y se vive muy cómodo. Si nos ponen delante un papel con frases bien construidas, con ideas profundas o con propuestas que requieren de un momento de tranquilidad para pensar, las cosas nos gustan menos. Es mejor manejar memes graciosillos y así todos parecemos iguales... de idiotas, pero iguales al fin y al cabo. Un paraíso para los mediocres.

Mañana no va a pasar nada de nada. Millones de personas votaran. Se acostarán con un Gobierno y se levantarán con el mismo. Pasados unos días ese Gobierno variará un poquito y ya está. Eso es todo. Eso sí, podremos decir que hemos vivido la campaña más grotesca desde que murió Franco y que ahora parece que somos capaces de pensar menos que en aquella época. Es inquietante y muy lastimoso.


Edictos en El Correo de Andalucía