martes, 26 octubre 2021
20:43
, última actualización
La Tostá

Periodismo de sonrojo

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
22 sep 2021 / 06:48 h - Actualizado: 22 sep 2021 / 06:49 h.
"La Tostá"
  • El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique. / E.P.
    El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique. / E.P.

TAGS:

Es una utopía que pueda existir algún día un periodismo independiente en nuestro querido país. Es vergonzoso el deleznable espectáculo diario de profesionales de la opinión y la información en los medios patrios. Ayer el diputado Echenique le faltaba el respeto a un periodista en el Congreso y apenas tuvo respuesta por parte de quienes, en cambio, criticaban a la diputada Macarena Olona por la tarde por preguntarle a una reportera por qué no dijo nada cuando a ella la llamaron “fascista” en mismísimo Congreso. Esa doble vara de medir o el doble rasero de la extrema izquierda. Ayer enseguida aparecieron periodistas del perol a atacar a la diputada de Vox, pero Echenique se les fue de rositas. Claro, un periodista le preguntó sobre el Pollo Carvajal, una pregunta claramente gamberra, y el de Unidas Podemos no solo no se la respondió, que era su obligación, sino que puso en duda que el que la hizo, Josu Bárcenas, de Estado de Alarma TV, sea un “periodista de verdad”. Estado de Alarma TV es un canal de Youtube y según el diputado Rufián no debería estar en el Congreso. ¿Se coló, acaso, el periodista o tenía su credencial en regla? El problema no es que el citado profesional de la comunicación lo fuera o no, sino el hecho de que le preguntara a Echenique por el Pollo Carvajal y la posibilidad de que muestre documentos comprometedores que lo puedan vincular al chavismo. Esa pregunta tan incómoda no se la haría nunca a Echenique ningún periodista de un medio afín a su partido. Por tanto, la diputada Olona estaba en su derecho de decirle a la reportera lo que le dijo en los pasillos del Congreso. Que dónde estaba cuando una diputada de ERC, María Carvalho, la llamaba “fascista” en el tono de voz de Gayarre Chico. Creo, sinceramente, que en el Congreso de los Diputados hacen falta más periodistas incómodos y menos palmeros de verbenas. Para Echenique, los periodistas que no le bailan el agua son todos fachas.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla