martes, 11 agosto 2020
20:05
, última actualización

Pregón íntimo

Image
04 mar 2018 / 08:15 h - Actualizado: 04 mar 2018 / 08:15 h.
"Cofradías"

TAGS:

Hoy la cuaresma nos regala una de las citas más antiguas del género exaltador cofrade hispalense, nacido cuando los epígonos de la dictadura anunciaban, al fin, una vivencia festiva igualitaria para todos, sin distinción en las clases o en las chances, las oportunidades (de ser nombrado pregonero), como diríamos usando un anglicismo peculiar que pido prestado a mi querida y mercedaria Madre Giovana. Hoy, en la iglesia de Nuestra Señora de la Paz, en la Plaza del Salvador, va a tener lugar el Pregón Íntimo de la Semana Santa de Sevilla, que va camino de la cincuentena de ediciones y que congrega un grupo de cofrades en torno al exaltador de este año.

El elegido es Andrés Martín Angulo, sí, el hermano mayor de la Divina Pastora de Santa Marina. Que un hermano mayor dé un pregón no debería resultarnos extraño, porque de vez en cuando el Consejo elige a uno para dar voz a uno de los miembros de su asamblea en nombre y con la portavocía de todos. Lo raro en esta ocasión es que el elegido esta vez para pregonar la Semana Santa de Sevilla sea un humilde carpintero, que para las hermandades de penitencia lo más que ha hecho ha sido dar ruido a favor de unas hermandades de gloria que con él, han aprendido a no callarse, a defender su historia y sus derechos. Bueno, fue también durante muchos años costalero de la Esperanza Macarena, pero eso lo ha llevado siempre él con la intimidad de quien se sabe servidor de la Virgen. Hoy don Andrés Martín, el quinto cargo, el superconsejero, se enfrenta por primera vez a una exaltación, y puede llevar la cabeza bien alta, porque ha hecho un esfuerzo encomiable, y doy fe de ello.

Superando el miedo que pudiera darle ponerse a escribir un pregón íntegro, ha ido dando forma, en la tablet, en el móvil y en el ordenador a un texto en el que desgrana los secretos de su entrega a las hermandades desde una vida construida por él mismo en la que nada le ha sido regalado. Muchos le han dejado caer que ese Pregón se lo íbamos a escribir alguno, pero aquí, en la abierta tribuna de este Correo, les prometo a quienes quieran hacerme caso que yo sólo he sido un editor fiel a las verdades que ahí se cuentan. Las palabras son las de Andrés Martín, el niño que nació en la calle Divina Pastora. A las 12.30 lo escucharemos. Padre putativo, mucha suerte.


  • 1