jueves, 17 octubre 2019
22:55
, última actualización

¿Qué gobierno se puede conformar? Mejor volver a votar

21 jul 2019 / 11:24 h - Actualizado: 21 jul 2019 / 11:28 h.
  • ¿Qué gobierno se puede conformar? Mejor volver a votar

La única mayoría posible es la suma entre el Partido Socialista y el Ciudadanos. Se mire por donde se mire es una realidad incontestable. Otras opciones son sumas de muchas sumas ¡Sensatez y sentido común!

Personalmente no tengo nada en contra de un gobierno del Partido Socialista con Unidas Podemos; pero hay una realidad: no suman mayoría absoluta.

Estamos asistiendo a una película que tiene un guión en donde todos pueden terminar quemados y desgastados; pero en el desarrollo del mismo la gran mayoría de españoles pensamos que nuestros políticos no están a la altura que deberían demostrar. En realidad no existe el diálogo y lo que se da es el conflicto. En definitiva, existe un reparto de poder con su correspondiente presupuesto. Esto nunca podrá ser un Gobierno de servicio.

Cada Partido, evidentemente, pretende justificar su postura, dándonos a conocer las razones por las que defiende sus postulados; pero la realidad es que un porcentaje muy significativo de la población no entendemos los motivos del no gobierno entre el Partido Socialista y Ciudadanos. De verdad, señores Sánchez y Rivera, no lo podemos comprender y, de verdad, que lo intentamos.

Al final, parece ser, que lo que quieren es que la tensión sea el común denominador de la acción política. Ustedes sabrán lo que están haciendo, pero el camino emprendido por sus Señorías es un trazado sin destino. Todo lo llevan al plano personal y a la desconfianza; pero ¿cómo esto es posible en personas que, se supone, tienen que tener como base fundamental el diálogo? Nos podrían explicar el porqué no, pero conjuntamente. Esperemos que el tiempo les haga rectificar.

Lo que debería darse es un gobierno en minoría. Dado que la opción votada por la mayoría de españoles ha sido la suma entre PSOE y Cs, y no la quieren sus Señorías, lo siguiente que queda es un gobierno monocolor del Partido Socialista; para ello es necesario la abstención del Partido Popular y de Ciudadanos. Sí, soy consciente que esto no les gusta reconocerlo; pero es lo que la inmensa mayoría tenemos claro que es lo que debería de ocurrir.

No es lógico que el futuro Presidente del Gobierno quede atrapado en la suma de muchas sumas, y máxime cuando las urnas han sido muy claras y concisas. No se trata de derechas o de izquierdas, se trata de articular un gobierno estable, de innovación, de servicio, de común unión y con una representación basada en la mayoría absoluta.

Progresar implica avanzar y esto se puede hacer en la configuración de un gobierno de izquierdas, en la puesta en marcha de un gobierno de centro-izquierda, y también en la formación de un gobierno de centro-derecha; inclusive en una coalición entre la izquierda y la derecha, como es el caso de Alemania. El progreso no está asimilado a una tendencia política, el progreso es una realidad sociológica que nace de la expresa libertad de las personas. En la medida que tenemos más libertad somos capaces de actuar con más autonomía y, esto, sin lugar a dudas nos lleva a avanzar socialmente. La verdadera preocupación de los representantes políticos debería ser la de ayudar a que las personas tuviéramos un alto grado de libertad; pero ésta debe regirse con una gran dosis de respeto y de reconocimiento hacia el otro como persona que aspira a vivir con dignidad.

Entristece el ver y el percibir cómo los políticos se distancian entre sí, todo lo fían a los estudios socio métricos de opinión que, por otro lado, terminan generando los propios medios de comunicación.

Sueño con un Presidente de Gobierno que no esté atado, porque esto significa que la libertad ha dejado de existir y, por tanto, no es posible que se origine un verdadero avance social ¿dónde queda, por tanto, el progreso?

Desde mi punto de vista considero que el Partido Popular y Ciudadanos se equivocan con no permitir un Gobierno en minoría; pero creo que Ciudadanos comete un grave error. Tengo un gran respeto por ambos partidos; pero no he visto que se trabajara con la intensidad debida para exigirle al Partido Socialista un Programa de Gobierno que pudiera sustentar y razonar su abstención o su no; no al menos de forma seria e institucional, todo han sido titulares de prensa y entrevistas que, si las repasamos, no dicen nada al respecto, al menos de peso.

Unidas Podemos, de manera legitima, aspira a firmar un acuerdo de gobierno con el Partido Socialista, es razonable y pertinente que trabaje en esta dirección; personalmente no tengo miedo, ningún miedo, a que pueda formar parte de un gobierno; es comprensible que quiera lograr este objetivo. Soy de los que piensa que en una posición de gobierno se podrá observar su capacidad de diálogo, de comprensión y de respeto hacia quienes no piensen como ellos. La cuestión es que la mayoría estable y certera es la del PSOE con Ciudadanos y no la del PSOE y Unidas Podemos.

Tengamos, pues, un gobierno del PSOE en minoría, que exponga con claridad su programa de gobierno y que busque las alianzas correspondientes con todas las fuerzas políticas con representación en el Congreso y en el Senado. Es lo que hemos votado los españoles ¡a lo mejor los partidos políticos no se han enterado de ello! En democracia, hasta el final, debe de existir un juego político que, basado en el diálogo, pueda llevar a buen puerto la existencia de un gobierno que avance y, por ende, sea de progreso. Un gobierno con mayoría absoluta.

A este punto, parece que quien está demostrando tener más alturas de miras, aunque muchos medios de comunicación se empeñen en transmitir lo contrario sea VOX, por cuanto es capaz de renunciar a postulados que, sinceramente, no ayudan a la convivencia, aunque ellos piensen que sí. VOX, como el resto de las fuerzas políticas, tiene una representación democrática porque existen ciudadanos que lo han votado al igual que a las demás.

Todos los partidos se merecen un respeto y tienen la obligación de servir con lealtad a La Constitución. Esta es la línea que no se debe de pasar; quien no esté en esta óptica no puede formar parte de un gobierno ¡Ojo! tampoco puede dejarse apoyar un Gobierno por quien no respete este principio.

Ojalá exista un Gobierno, aunque sea en minoría, esta semana que comienza, ya que no es posible el entendimiento entre PSOE y Ciudadanos. Si no se da el caso, mejor volver a votar; pero esto puede dar pánico a algunos partidos políticos y, lo que puede suceder es que se constituya un Gobierno dependiente de protagonismos y de personalismos, al final no será un Gobierno de servicio, en donde la búsqueda de la dignidad quede reducida a slogans y a frases que no supondrán un verdadero avance y, por ende, un progreso social, económico y cultural. Nos llevará a menos libertad corriendo el riesgo de perder lo que más nos posibilita una democracia, el diálogo.

En unas nuevas elecciones los ciudadanos, que no les quepa duda a los políticos, tendremos ante nosotros la posibilidad de corregir aquello que hemos visto que ha sido erróneo en nuestro ejercicio libre de votar. No tengamos miedo a volver a votar porque esto significa que somos una sociedad democrática, formada por personas libres con un gran capacidad de autonomía.

Por favor que nos demuestren, entre otros, el PSOE, EL PP, CIUDADANOS Y UNIDADAS PODEMOS, que son capaces de presentarnos unos programas coherentes y comprometidos, en donde el Tejido Empresarial y el Tercer Sector formarán parte de una acción de gobierno que busque fomentar el protagonismo de los emprendedores sociales; ya que son éstos junto a las fuerzas políticas los que verdaderamente pueden hacer que la sociedad avance. Esto significa construir una sociedad de progreso que genera convivencia, respeto, comprensión, generosidad y, ante todo, la dignidad de las personas. Trabajando conjuntamente podrán hacer que el Bien Común sea el fundamento de sus programas políticos ¿qué partido político o partidos políticos se atreven a ello?

David López Royo

Sociólogo


  • 1