viernes, 30 octubre 2020
14:11
, última actualización
Los medios y los días

¿Qué han hecho Adela y Juan Carlos, los del IAJ?

Image
11 oct 2020 / 04:28 h - Actualizado: 11 oct 2020 / 09:58 h.
"Los medios y los días"
  • ¿Qué han hecho Adela y Juan Carlos, los del IAJ?

Menuda tormenta le ha caído al Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ), dependiente de la Junta de Andalucía y regido por Ciudadanos. ¿Qué pinto yo comentando esta tormenta si ni comprendo de qué va Ciudadanos y encima en mis adentros me considero alguien de ideología personal e intransferible por carencia de rigor científico? Pues pinto que no me gusta la precipitación informativa, la haga quien la haga, incluso si yo caigo en ella soy el primero en criticarme.

Leo: “Ciudadanos ha colocado al frente del Instituto Andaluz de la Juventud a una condenada por la Justicia hace sólo dos años. Adela Jiménez Roldán fue llevada al juzgado por un particular al que adeudaba más de 170.000 euros.”. Pienso: a ver qué ha hecho esta mujer y leo de nuevo: “Jiménez Roldan, admitió los hechos, que consideró que se deben a un asunto “particular y cerrado”. Aseguró que la deuda está saldada y que “no tiene nada que ver con mi trayectoria profesional”. Preguntada sobre si puso en conocimiento del partido la sentencia condenatoria, respondió afirmativamente, lo que demuestra que, efectivamente, se trataba y se trata de una cuestión relevante cuando se trata de acceder a un puesto de responsabilidad pública como el suyo. No quiso detallar por qué se le reclamaban 170.000 euros, reafirmándose en que se trata de una cuestión “ajena” a la política y a su propia trayectoria profesional. Jiménez niega que se tratara de una condena, aunque el magistrado deja claro en el auto que “debo condenar y condeno” a Jiménez Roldán”.

¿Qué habrá hecho la señora?, vuelvo a interrogarme. Y leo: “Cs siempre ha sido muy vehemente en la crítica con meros imputados o investigados, así como con los cargos políticos que tienen cuentas pendientes con la justicia”. De nuevo me pregunto: ¿qué cuenta pendiente tiene esta mujer con la justicia que hasta un juez elaboró un edicto para localizarla y que cumpliera? Al final resulta que el dinero se lo debía a su ya supongo que exmarido por un proceso de divorcio y que no recibió notificación del edicto porque se había mudado de vivienda, según informó Cs. La acusada había pagado no los 170.000 euros sino bastante más. Deuda saldada, pero, como afirma el dicho, “calumnia que algo queda”. ¿No hubiera sido más prudente esperar a aclarar todo esto antes de lanzar la pedrada? ¿Es una pugna de divorcio, resuelta, una cuestión relevante cuando se trata de acceder a un puesto de responsabilidad pública como el suyo”?

Entonces, yo, ateo convencido, me acordé, sin embargo, de unas palabras que el papa Francisco le dijo a Jordi Évole cuando en 2019 el pontífice le hablaba al periodista sobre los medios de comunicación: “Si hace 20 años, pegaste un resbalón en la vida y pagaste la cuenta y la pena, ahora eres una persona libre y sin mancha. No te pueden sacar en los medios de comunicación una historia que está superada y bien pagada ya". La señora Jiménez no ha tenido tiempo ni de que pasen veinte años en su vida y ya la han querido crucificar.

Por otra parte, leo: “Adelante Andalucía ha pedido este lunes el cese "inmediato" del nuevo director del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ) en Granada, Juan Carlos Aybar (Cs), tras el "gran malestar" que su nombramiento ha causado entre asociaciones Lgtbi”. ¿Qué ha hecho este hombre? Pues que tiene un "turbio pasado lgtbifóbico", con supuestas "agresiones" a una manifestación "incluida", en referencia a un vídeo en el que el nuevo director, actualmente aún pendiente de tomar posesión del cargo, escupe en una manifestación del Orgullo en que es abucheado con otros militantes de la formación naranja, y a unos comentarios que hizo sobre la organización de los actos del 28J en Granada en 2019, aún con gobierno local socialista, a través de redes sociales”.

De manera que el elegido para gestionar el IAJ granadino debe ser cesado de inmediato porque no le cae bien a una asociación ya que, según sostiene la información, ha cometido no agresiones sino “supuestas” agresiones y se ha atrevido a comentar la organización de un acto.

Y ahora me voy a observar el video en cuestión y veo a un joven que escupe a su izquierda, no sé si porque le molestaba algo en la boca y es un maleducado o si le escupe a una mujer que estaba junto a él grabando con su móvil cómo un numeroso grupo de personas gritaba, como dice la información, para que los miembros de Ciudadanos abandonaran la manifestación que es pública y se estaba celebrando en la vía pública y esas personas abucheadas habían decidido acudir a ella en el uso de su libertad de reunión, expresión y manifestación. Ah, otra cosa, el señor Aybar debe irse, además, porque se cabreó con un guardia que le puso una multa.

O sea, no se comenta la actitud intolerante de los que abuchean sino sólo y exclusivamente la actitud en todo caso inadecuada de quien lanzó un escupitajo estando rodeado de personas.

Conclusión: a ver dónde está ese centro sanitario donde nos hagan a todos unos análisis de sangre y de genoma que certifiquen que somos de buena condición y raza, de pura sangre, que jamás hemos roto un plato, que no tenemos pensamientos impuros, que no nos tocamos las partes bajas, que nunca le hemos pegado una patada a un perro, que pertenecemos a familias de rancio abolengo, de misa y comunión diarias, que si antes teníamos que jurar lealtad a los principios fundamentales del movimiento, ahora tenemos que hacer lo mismo pero en relación con otros movimientos de todo tipo.

Miren, yo no entro en si ambas personas deben o no sentarse en las poltronas del IAJ, a mí eso me da igual. Lo que no me da igual es una intencionalidad concreta. Ciudadanos se está peleando por dentro, es normal entre partidos y colectivos humanos. Pero el periodismo, ¿no está para poner algo de paz en todo este maremágnum? ¿Qué interés puede tener para no hacerlo? ¿Vender? ¿Decirle a su público lo que desea oír, leer, ver? Entonces eso no es periodismo, es comercio, algo que por desgracia siempre ha acompañado a esta profesión.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016