jueves, 17 octubre 2019
07:28
, última actualización
La Tostá

Que se vayan los dos

Manuel Bohórquez @BohorquezCas /
26 jul 2019 / 08:39 h - Actualizado: 26 jul 2019 / 08:41 h.
  • El presidente y la vicepresidenta del Gobierno en funciones Pedro Sánchez y Carmen Calvo. / Eduardo Parra - Europa Press
    El presidente y la vicepresidenta del Gobierno en funciones Pedro Sánchez y Carmen Calvo. / Eduardo Parra - Europa Press

Pedro Sánchez solo ha logrado ser presidente del Gobierno mediante una moción de censura a Mariano Rajoy apoyada por independentistas, nacionalistas, proetarras y chavistas. El Parlamento lo ha vuelto a mandar a casa después de que Unidas Podemos, o Pablo Iglesias, no aceptaran ninguna de las ofertas, generosas algunas de ellas, del Partido Socialista para poder gobernar en coalición, algo que hubiese hecho historia en la política española y en la izquierda, tan desunida siempre y tan desastrosa históricamente. Sánchez va a tener difícil lo de ganar unas elecciones generales por mayoría suficiente para poder formar Gobierno sin pactos raros, y menos ahora, porque el responsable del desaguisado no ha sido solo Iglesias, sino él también, que ha desvariando bastante en estos últimos tres meses y ha demostrado que la negociación no es su fuerte. No puede haber acuerdo entre dos políticos, Iglesias y Sánchez, que no se pueden ver y que miran más por sus intereses personales que por el bien común del país. ¿Qué quería Iglesias, siendo la cuarta fuerza política, con la mitad de diputados que el Partido Socialista y su inexperiencia como gobernante? Tenía razón Gabriel Rufián cuando le dijo que formar parte del Gobierno, de la manera que fuese, era una buena oportunidad de que empezara a demostrar que Unidas Podemos podría ser capaz de gobernar algún día este país y de unir a la izquierda. Nunca había estado tan cerca de entrar en el Gobierno y, como le dijo el de Esquerra, le va a pesar bastante. Es él el problema de Unidas Podemos y si tuviera un mínimo de dignidad se iría a casa, a Galapagar, para que otro un otra líder puedan hacerlo mejor. Y también Sánchez, verdadero experto en investiduras fallidas. Si no gana elecciones de manera contundente y tampoco saca adelante las investiduras, ¿qué futuro le espera al Partido Socialista con este señor?


  • 1