lunes, 18 noviembre 2019
22:44
, última actualización
La Tostá

Quim Torra es un peligro

Manuel Bohórquez @BohorquezCas /
17 oct 2019 / 08:06 h - Actualizado: 17 oct 2019 / 08:08 h.
  • Quim Torra es un peligro

Quim Torra, el presidente de la Generalitat, es todo lo buen cínico que cabría esperarse de un dirigente político de su importancia. Ayer por la mañana encabezó las protestas por la sentencia y por la noche apareció con la cara algo descompuesta en una declaración institucional para decir, además, que todo lo estaban liando “unos grupos infiltrados”. No me digan que no es para darle un torrazo, es decir, dos sopapos y que se vaya a su casa antes de que acabe detenido. Aunque el presidente Sánchez, que apareció anoche más demacrado todavía que Torra para hacer “un llamamiento a la serenidad y la templanza”, no parece que vaya a poner orden con medidas urgentes y eficaces, optando por el agotamiento de los alborotadores. En estos casos no es fácil acertar con las medidas, aunque no faltan quienes insisten en el 155 o en la Ley de Urgencia Nacional. Son líderes de partidos que no tienen ahora mismo la responsabilidad de gobernar, como el PP o Ciudadanos. Cuando se gobierna no se hacen las cosas tan a la ligera. La decisión de las medidas a tomar la puede tomar solo Pedro Sánchez y supongo que, bien asesorado, estará esperando que las protestas vayan a menos y que a partir del domingo haya solo grupos residuales. Las terribles imágenes de Barcelona en llamas ponen la carne de gallina porque las escenas recordaban a la Semana Trágica, los sucesos acaecidos en esta y otras ciudades catalanas entre el 26 de julio y el 2 de agosto de 1909. Tengo amigos en Barcelona, con los que estoy en contacto diariamente, y me dicen que lo que se ve por las televisiones no es un fiel reflejo de lo que de verdad está pasando estos días. Que es tan brutal la división entre los catalanes, que hasta se pelean entre ellos en bloques de pisos o fábricas, y esto es a lo que están llevando a Cataluña. Los altercados podrán ir remitiendo en unos días, pero el daño que esto está le haciendo a la sociedad catalana en general tendrá unas consecuencias muy graves. Y hay un máximo responsable, Quim Torra, que aunque anoche denunciara la violencia y dijera que había que parar esto, es innegable que alienta las protestas contra la sentencia y que está por liarla de una vez por todas para poner al Estado español entre la espada y la pared. Por tanto, este señor es un peligro no solo para Cataluña, sino para España en general, y mientras más pronto desaparezca, mejor para todos. No de un torrazo, sino con la ley en la mano, porque ya ha dado motivos para ser detenido.


  • 1