viernes, 27 marzo 2020
13:03
, última actualización

Rentabilidad Bonos/Acciones

28 feb 2019 / 08:58 h - Actualizado: 28 feb 2019 / 20:47 h.
"Bolsa","Mercados","Empresas","Renta variable","Bonos","Rentabilidad","PIB"
  • Rentabilidad Bonos/Acciones

La rentabilidad de los bonos influye en la Bolsa, y viceversa. Ambos productos están estrechamente relacionados ya que son inversiones alternativas y el dinero fluye constantemente de las acciones a los bonos y viceversa. En el largo plazo suele ser más rentable invertir en Bolsa que en renta fija, pero a corto y medio plazo los inversores en renta variable deben prestar atención a las variaciones en la rentabilidad de los bonos. De esta manera, las subidas en la rentabilidad de los bonos influyen de manera negativa en la Bolsa y, por el contrario, las caídas de la rentabilidad de los bonos influyen de forma positiva en la renta variable.


Esto tiene lugar, entre otras razones porque a mayor rentabilidad del bono, mayor rentabilidad por dividendo será exigida por los accionistas y, una manera de aumentar el dividendo es bajando la cotización de la acción. De forma contraria, si el bono baja su rentabilidad, el inversor aceptará dividendos de menor cuantía por lo que las acciones podrán aumentar su cotización.


Por otro lado, cuando las empresas -no solo el Estado puede emitir renta fija- emiten bonos para financiar sus inversiones, verán reducidos su beneficios si tienen que pagar rentabilidades altas por estos, por lo que sus acciones tenderán a bajar.


Esta mutua influencia entre la cotización de Bonos y Acciones no siempre se cumple a rajatabla, existiendo algunos momentos en los que ambos pueden subir o bajar al mismo tiempo y, ello es debido a que en el devenir de los mercados bursátiles pueden influir una gran cantidad de variables y, pese a que la cotización del Bono es una de las variables que más influyen en Bolsa, no es por ello la única que lo hace.


Asimismo la suma estimada del Producto Interior Bruto y de la inflación tiene una influencia importante en la rentabilidad de los Bonos, en tanto que el hecho de que crezca el PIB, dentro de un entorno moderado, es bueno para el bono en tanto que el hecho de que crezca la inflación no lo es tanto. Para la renta variable, las subidas del PIB son muy beneficiosas, sobretodo si son importantes ya que el entorno empresarial mejora y, con ello, sus beneficios, siempre que se produzcan con dígitos muy bajos de inflación o en entornos de inflación cercanos al cero.


Ahora bien, si la inflación comienza a subir y el Producto Interior Bruto se estanca, llegando incluso a registrar incrementos cercanos al cero por ciento, lo normal es que los mercados bursátiles reaccionen a la baja, ya que los beneficios de las empresas se tornarán negativos como consecuencia de la subida de la inflación y de la desaceleración de la economía. Si la rentabilidad del Bono sube porque se prevé que la inflación futura y el PIB va a crecer, lo más probable es que la Bolsa suba, ya que este nuevo escenario es mucho más positivo para los beneficios empresariales y para el conjunto de la economía.


Tampoco suele funcionar la correlación Bono/Acciones cuando las rentabilidades se hallan en puntos extremos, ya que si la rentabilidad del Bono se encuentra en niveles muy bajos es posible que bajadas adicionales de esta rentabilidad no supongan subidas de la Bolsa, si los inversores consideran que esas bajadas de rentabilidad no son sostenibles y tendrán que volver a subir más pronto que tarde. Por el otro extremo, si los Bonos tienen una rentabilidad alta las subidas adicionales de dicha rentabilidad no harán caer a la Bolsa si los inversores consideran que se ha llegado a unos niveles insostenibles de rentabilidad que tendrán que bajar también más pronto que tarde.

Mas información www.abcbolsa.com


  • 1