jueves, 21 noviembre 2019
10:44
, última actualización

Resultados electorales endiablados. Terceras elecciones a la vista

10 nov 2019 / 22:04 h - Actualizado: 11 nov 2019 / 10:44 h.
  • Resultados electorales endiablados. Terceras elecciones a la vista

Pedro Sánchez ha perdido muchas cosas en estas elecciones. Las ha ganado su partido, sí, aunque es una victoria desastrosa.

Pedro Sánchez ha gestionado los resultados de las elecciones anteriores de forma lamentable. Se han convocado estos nuevos comicios para evitar la potencia parlamentaria de los partidos nacionalistas catalanes y vascos; y el resultado es que tienen una importancia bastante mayor que ayer. No hay posibilidades ciertas de formar Gobierno sin esos partidos. Salvo una gran coalición PSOE-PP, no hay nada que hacer. Aunque la aritmética parlamentaria aporta algunas soluciones, es casi imposible que se produzcan pactos entre fuerzas políticas alejadas en exceso. A esta situación nos han empujado los políticos españoles con Sánchez al frente como gran responsable y seguido de Iglesias a una distancia muy corta.

Por otra parte, los resultados de Vox hacen que el parlamento español se tiña definitivamente de extremismo.

España es más ingobernable. El desastre, en ese sentido, es considerable.

Y en cada casa las cosas son distintas.

En el PSOE tendrán que plantearse que su techo ya se ha dibujado con claridad y que son esos los mimbres con los que cuentan. Eso sí, Sánchez ha logrado con esta convocatoria que la división de la derecha española resulte desastrosa para el bloque compuesto por PP, Vox y C’s.

En el PP los resultados, siendo mejores que en las elecciones anteriores, son una catástrofe. Es Abascal el que se queda con el botín de una derecha hecha añicos. Porque en C’s ya saben lo que es tener su propio Hiroshima y Rivera ha cosechado unos resultados que le obligan a dimitir si es que le queda algo de dignidad política. Por el contrario, Abascal recoge decenas de miles de votos que endurecen el mapa político español. Por ejemplo, en Andalucía pasa a rozar la segunda posición como fuerza política, en Murcia ya es la primera. Impensable hace unos meses.

Los independentistas catalanes suman la mitad de escaños de los que estaban en juego en las cuatro provincias catalanas (más o menos porque los resultados pueden variar un poco hasta el último momento). Y se colocan en una situación de privilegio en el Congreso de los Diputados. Los vascos, también. Mejora el PNV y se consolida Bildu.

En definitiva, estamos en medio de la tormenta perfecta para la política española. Y si las actitudes de los líderes de cada partido siguen siendo las mismas, en unos meses nos veremos votando otra vez más. Una noche electoral difícil para España.


  • 1