domingo, 16 mayo 2021
05:00
, última actualización
Los medios y los días

Roig, las ventajas de ser rico

Image
24 abr 2021 / 04:21 h - Actualizado: 23 abr 2021 / 19:23 h.
"Los medios y los días"
  • Roig, las ventajas de ser rico

Lo mejor de ser rico y/o tener la vida resuelta y no albergar ambiciones de poder político -a primera vista- es que uno es dueño de sí mismo si es que no termina enredado en su propia riqueza. No creo que sea el caso de Roig. Primero levantó hace años críticas generales cuando dijo que había que tomar ejemplo de cómo trabajan los chinos, la idea que lanzó es simple: hay que trabajar más para levantar un país, es decir, esfuerzo, algo que siempre será necesario. Desde entonces hasta ahora ha demostrado que, dentro de lo que es el mercado, predica con el ejemplo: trata bien a sus trabajadores, cede parte de su sueldo para el bien general, crea un montón de puestos de trabajo en plena pandemia y premia a sus currantes con dinerito extra que pueden ganar.

Ahora lo remata todo justificando que hay que pagar impuestos para que tengamos el estado de bienestar al que todos aspiramos. Los impuestos en España tienen que pagarlos tanto los empresarios del Ibex 35 como «todos los españoles», ha dicho el líder de Mercadona al tiempo que autocriticaba a su producto blanco, Hacendado. Hace bien, le apremio a mejorar el gazpacho, el salmorejo y a traer productos valencianos como la cebolla dulce auténtica de aquellas mis tierras paternas y a ponerle a la paella judías del garrofón que dónde se ha visto una paella sin chícharos del garrofón, mi familia valenciana cuando hacía paellas sólo los encontraba en El Corte Inglés, nunca faltaban.

Lo que yo me pregunto es en qué estaba pensando el señor Roig cuando ha reivindicado pagar impuestos y cuando ha afirmado que él y su empresa los pagan con mucho gusto. ¿Lo ha dicho para hacer públicos sus principios?, ¿para alegrar el oído a su clientela?, ¿para respaldar al gobierno, sobre todo al PSOE?, ¿para echarle una mano a la UE?, ¿para criticar a Ayuso?, ¿o para decirle a los miembros y miembras de los de su estatus que se arrasquen el bolsillo y se dejen de tanta ideología neoliberal según la cual a los muy ricos mientras menos impuestos les endosen más puestos de trabajo crean?

Desde al menos la Segunda Guerra Mundial, los protagonistas del capitalismo han estado peleando unos por implantar el liberalismo y otros a favor del neoliberalismo: estado sí, estado no, que no se meta el estado en los negocios y cuando se meta que sea para arreglarle los “lógicos” errores de la ambición y la codicia del mercado. Parece que el asunto no ha terminado de debatirse. ¿Habrá consensuado con algunos de sus congéneres ricos las palabras que ha largado? No lo sé, yo no sé nada, no estoy en esos niveles altos de la sociedad en los que los ricos también lloran, ríen y se están peleando a menudo sin que nada de eso trascienda apenas a la gran masa de ciudadanos. Mi padre era un trabajador valenciano con mono de faena, estoy muy orgulloso de mi procedencia. Las pugnas del poder de verdad no están todo el día en los medios como pasa con la de los políticos que para eso están: para que sean los que nos distraigan con sus guerritas.

Sea como fuere, que se dice en la redacción periodística, lo cierto es que sin un poderío como el de Roig no cualquiera puede hablar así porque seguro que a muchos de su casta no les habrán gustado sus palabras. Puede que haya descolocado a los de Podemos, oh, un multi-rico diciendo lo mismo que ellos. Otra cosa es lo del esfuerzo y la importancia que demuestra Roig que posee el individualismo, algo que para esta izquierda perezosa, gregaria y ausente de la realidad del siglo XXI es mentar la soga en casa del ahorcado. Ya se habrán buscado argumentos para descalificar al señor Roig cuyo único pecado es ser rico porque se lo ha currado en lugar de que le regalen un puesto en un ministerio para el que sencillamente se carece de formación. Les diré algo: yo al señor Roig no le subiría los impuestos y hay que ir pensando en imitar a los yanquis en ese patriotismo empresarial que tienen. En este caso, donde esté este Mercadona de ahora no hay que ver un supermercado y nada más, hay que ver a España entera con Valencia al frente.


Edictos en El Correo de Andalucía