La vida del revés

Rubiales y la igualdad en el deporte español

Image
23 ene 2023 / 21:22 h - Actualizado: 23 ene 2023 / 21:27 h.
"Deportes","Opinión","La vida del revés"
  • Rubiales y la igualdad en el deporte español

Hemos asistido a un espectáculo vergonzoso en el ámbito del deporte femenino, otro más. Y todo quedará en anécdota porque lo que les sucede a las mujeres en el mundo del deporte casi no cuenta. Que las jugadoras del F. C. Barcelona hayan tenido que recoger sus medallas de campeonas de la supercopa sin nadie se dignara a entregárselas demuestra que a los directivos de la Federación Española de Fútbol se la trae al fresco el fútbol femenino y que no quieren saber nada de conflictos con las plantillas. ¿Recuerdan lo que sucedió con las jugadoras y el seleccionador nacional? Pues en ese territorio encontrarán la clave de este desplante de Rubiales y sus acólitos. Ahora, echan mano de un protocolo que nunca se ha aplicado en ningún caso y que no está claro que exista. ¿Igualdad? Ni de lejos. Pero ni en el fútbol ni en ningún otro deporte.

El que no quiera ver las diferencias entre el deporte masculino y femenino es que no quiere asumir una realidad tan cruel como evidente. Los presupuestos convierten en David y Goliat a unos y otras; los patrocinios (resultado de un presupuesto distinto y de una apuesta federativa determinada) convierten las esperanzas de las chicas en sueños inalcanzables; el dinero que se mueve alrededor del deporte masculino es infinitamente mayor que el que se maneja en el mundo del deporte femenino; los técnicos reservados para entrenar a las chicas suelen ser mucho peores en el caso de las chicas... La lista es interminable y convierte la realidad en esa pescadilla que se come la cola y condena a las mujeres a estancarse año tras año.

Rubiales no hubiera hecho eso en el caso de los hombres ni a la de tres. Eso es impensable. En unos días esto estará olvidado. Seguro. Que las mujeres deportistas lo tienen infinitamente más difícil que los hombres es algo que cualquiera con un mínimo vínculo con el mundo del deporte conoce a la perfección.

En España creemos ser muy modernos y se nos llena la boca al decir que creemos en la igualdad entre hombres y mujeres, que no existen diferencias entre heterosexuales y gais o que de racistas no tenemos un pelo. Pero todo es fachada. Pura fachada.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos