sábado, 21 septiembre 2019
20:01
, última actualización

SALUD: SAber LUchar es Determinante

El secreto de la SALUD es que SAber LUchar es Determinante, no se trata de ir por ahí buscando confrontación sino de estar más que preparado por si se presenta la ocasión

María Graciani m_graciani /
09 dic 2017 / 20:11 h - Actualizado: 09 dic 2017 / 20:11 h.

Cuando no nos toca la lotería solemos decir entre risas: «¡al menos tenemos salud!», sin darnos cuenta de que la salud es el premio gordo, porque cuando falta... tu capacidad de disfrute de la vida, no salta. La SALUD es algo más que el normal ejercicio de las funciones del organismo, es un concepto que proviene del latín Salus o salvatio y significa: «estar en condiciones de poder superar un obstáculo», y ese «estar en condiciones» te facilita el poder generar y disfrutar experiencias, pensamientos, emociones... Salud es sinónimo de fortaleza, vitalidad, robustez, vigor... Al estar saludable, tu energía para superar dificultades ¡es más que demostrable! Y es que quien tiene SALUD ¡atesora la mayor virtud!, si de verdad quieres ser rico, ¡cuida tu cuerpecito!, como decía Shakespeare «nuestros cuerpos son nuestros jardines, nuestra voluntad es el jardinero», el buen jardinero ¡consigue que aparezcan flores hasta en enero! dejando claro que un hermoso jardín es fruto de una dedicación sin fin, de una atención y un esfuerzo diarios que harán que te sientas listo para encarar cualquier escenario.

El secreto de la SALUD es que SAber LUchar es Determinante, no se trata de ir por ahí buscando confrontación sino de estar más que preparado por si se presenta la ocasión. Ese «SAber LUchar que es Determinante» debe interpretarse como habilidad, actitud, capacidad de reaccionar... Piensa en el jardín, ¿cuando empiezan a salir las malas hierbas? ¡pues cuando el ritual del cuido no se celebra! así que ¡no pegues la hebra con aquellos hábitos que no supongan una buena siembra! que por un mal descuido... un logro se quiebra. Si no quieres acabar más rallado que una cebra, ten presente que es necesario ese «luchar» a diario, no entendido como estar con la escopeta cargada –eso sería una cagada, muy estresante además–, no como una actitud belicosa, sino el «luchar» entendido como una actitud resolutiva ante las cosas. Cuando hay malas hierbas, es necesario arrancarlas para que no se carguen el terreno, lo mismo sucede con tu SALUD: las malas hierbas físicas, emocionales, mentales... son síntomas de que algo no anda bien, como buen jardinero ¡no las dejes crecer! ponte rápidamente manos a la obra, ¡lucha! así es como, de progresos, te darás una buena ducha. Cuando tu cuerpo hable ¡escucha! porque hacerte el sordo sólo hará que te lleves un disgusto gordo; sin embargo, si prestas oído, ¡tu esfuerzo no pasará desapercibido! pues el cuerpo siempre es agradecido.

¡Practica el CUCU!

Afirmaba el prestigioso empresario estadounidense, Jim Rohn: «Cuida de tu cuerpo, es el único lugar que tienes para vivir». ¡Esto es así! Colega, ¡practica el CUCU! porque CUidar de tu CUerpo multiplicará tus aciertos a la par que te sacará del desierto del estrés, del mal humor, de los agobios... Cuando te sientes saludable, aumenta tu autoestima (y con ella, las posibilidades de llegar a la cima), tu nueva capacidad física alimentará positivamente tu capacidad mental y emocional, ya que el estar saludable ¡te hace más agradable, creativo, ingenioso! serás percibido como alguien valioso y sobre todo: tú serás el primero en sentirse orgulloso (y sentirse a gusto en la propia piel es una sensación maravillosa que propicia que sigas siendo fiel a tu esencia y termines por marcar una importante diferencia).

¿Recuerdas como funcionaba un reloj de cuco? a cada hora, se escuchaba el característico «¡cucú!» del pajarito, pues con la misma puntualidad y dedicación tienes que CUidar de tu CUerpecito. Cada día es hora de cuidarse, y esto empieza por el buen alimentarse (en el sentido más amplio del término), me refiero a una nutrición física, emocional y mental.

Ser portador de buena salud

Ya nos lo avisaba Edison: «el doctor del futuro no tratará el cuerpo humano con drogas, sino que prevendrá las enfermedades con la nutrición», esto es, se trata de ser proactivo (actuar «antes de», es una decisión personal) y no reactivo (actuar «como consecuencia de», empujado por las circunstancias) con tu SALUD y esa proactividad saludable pasa por nutrir tu cuerpo, tu mente y tu corazón: estos son los tres pilares del portador de buena salud.

–Nutrición corporal: Aquí se trata de seguir el principio «DA» (Dieta + Actividad). Tu cuerpo se nutre tanto de lo que ingieres como del trabajo físico al que acostumbras a tus músculos, tienes que escuchar a tu cuerpo. Las necesidades nutricionales y físicas varían en función del sexo, la edad, la estatura, el peso, los hábitos de vida y los objetivos que se deseen conseguir, pero una cosa está clara: quien le «DA» a su cuerpo lo que necesita, ¡con el progreso tiene una cita!

–Nutrición mental: Una parte importante de ese SAber LUchar que es Determinante es tener una mente lúcida, y ¿de qué se alimenta la mente? Al igual que el cuerpo se alimenta de comida y ejercicio, el cerebro también sigue su propio principio «DA» (Dieta + Actividad). La dieta mental consiste en nutrir tu cerebro con buenas conversaciones, lecturas, películas, experiencias enriquecedoras que te hagan pensar y sentir... Esos pensamientos y sentimientos constituyen una actividad mental saludable, lo más aconsejable es mantenerse alejado de todo aquello que te haga pensar demasiado, pues cuando la reflexión se convierte en agobio, suena la alarma para que cambies el repertorio, indicativa de que, de preocupaciones, estás borracho y es mucho mejor estar sobrio.

–Nutrición emocional: El principio «DA» emocional (Dieta + Actividad) supone alimentar a tus emociones a base de valores y ejercitarlas en la cotidianidad, no hay que esperarse a una ocasión especial para demostrar afecto, para dar una abrazo, un consejo, un gesto de confianza y de comprensión... Hacerlo cada día hará que tu cuerpo emocional esté pleno de energía.

Comentaba el filósofo francés Bernard Le Bovier: «la salud es la unidad que da valor a todos los ceros de la vida», ¿Quieres ser rico? ¡CUida tu CUerpecito!


  • 1