martes, 26 octubre 2021
23:03
, última actualización
La vida del revés

Se descubre el gran problema de Pablo Iglesias

Image
26 sep 2021 / 15:26 h - Actualizado: 26 sep 2021 / 15:36 h.
"Opinión","La vida del revés","Política","Pablo Iglesias"
  • Se descubre el gran problema de Pablo Iglesias

El gran problema de Pablo Iglesias es él; él y lo que ha ido diciendo y haciendo durante los últimos años. Los bandazos que sigue dando son la prueba definitiva de lo equivocado que estaba en algunos aspectos; desdecirse cada diez minutos es la prueba de lo que tiene que pelear contra sí mismo y de lo que tendrá que luchar toda su vida.

Pablo Iglesias ha pasado de recetar y dispensar lo que llamó ‘jarabe democrático’ (escraches) a pedir un aplauso para los que se dedican a ‘defender los espacios de los provocadores’ porque eso es una ‘obligación militante’. Debe haber olvidado este sujeto esas ocasiones en las él impedía hablar a los que llamaba casta, a los que eran una oligarquía de la que, hoy, él mismo forma parte. Pedía ese aplauso después de escuchar protestas a gritos, mientras le impedían seguir con su intervención en un acto del Partido Comunista de Madrid en Rivas-Vaciamadrid. Eso quiere decir que esta vez no era Vox, ni el PP, ni los fachas peligrosos que invaden las calles, los culpables del pequeño escrache que sufrió. A decir verdad, fueron pocos los que protestaban, solo estaban los que se ven traicionados por el nuevo oligarca.

Los que nunca apoyamos los escraches, ni los potenciamos, ni los permitimos, no tenemos problemas cuando señalamos a los que los hacen y les tachamos de fascistas y antidemócratas. Es la diferencia entre ser y fingir ser de otro modo y, sencillamente, ser de un modo determinado.

¿Dónde está el cambio? le gritaron. Todos sabemos que ese cambio prometido nunca llegó. Él y su esposa si saben lo que significa cambiar, saben lo que es ser propietario de un chalet de más de 600.000 y no ser un ladrón. Ellos señalaban a los que tenían propiedades y les acusaban de ser delincuentes y aprovecharse de los más pobres. Ese es el cambio conseguido y, creo yo, es el cambio por el que preguntaban los escracheadores porque el otro cambio todos sabemos que no existe.

Sí ha habido otros cambios. Por ejemplo, Unidas Podemos pactó un Gobierno de coalición con el PSOE, algo que, antes de que Iglesias se convirtiera en parte de la casta que denunciaba, era una especie de pecado. Si Izquierda Unida o el Partido Comunista hubieran pactado con el PSOE algo similar se hubiera caído el cielo sobre los traidores. Pero lo hizo él y eso ya es otra cosa. Siendo oligarquía pura se puede hacer lo que a uno le viene en gana.

Y así todo. Hice y era gracioso. Me hacen y es un horror. Son la casta y son enemigos del obrero. Soy casta y os quiero a todos los trabajadores... menos a estos que protestan y que son unos fascistas peligrosos.

Me vienen a la cabeza dos preguntas: ¿Qué ha conseguido Iglesias en política? Que alguien me diga qué logros podemos anotar en el haber de este tipo. ¿Qué celebran en el partido comunista cada año; su totalitarismo y el reguero de sangre que han dejado atrás? Yo es que ya no sé...


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla