martes, 26 octubre 2021
23:03
, última actualización
La vida del revés

¿Se ha arrepentido ‘el Prenda’ o sigue mintiendo para obtener beneficios penitenciarios?

Image
07 oct 2021 / 12:13 h - Actualizado: 07 oct 2021 / 12:22 h.
"Opinión","La vida del revés","Agresión sexual"
  • ¿Se ha arrepentido ‘el Prenda’ o sigue mintiendo para obtener beneficios penitenciarios?

José Ángel Prenda es uno de los cinco sujetos que violaron a una joven madrileña el año 2016 durante las fiestas de San Fermín. Lo hicieron en un portal, lo grabaron todo y José Ángel Prenda difundió el vídeo, a través de un grupo de Whatsapp, acompañándolo de una frase que provoca arcadas: «Follándonos a una entre 5, puta pasada de viaje».

Tanto este tipo como el resto de acusados siempre negaron lo que ocurrió y han llegado a afirmar que la mujer se inventó la violación y que se dedicaba a destrozar la vida de cinco familias sin motivo alguno. La famosa ‘Manada’ funcionó como si fuera una trituradora de personas; en el campo de fútbol del Sevilla se llegaron a ver pancartas de apoyo a este pájaro y sus amigos; las dudas que creó uno de los jueces de la Audiencia de Navarra que juzgó el caso habló de “ambiente de jolgorio y regocijo” para defender la absolución de los integrantes del grupo de violadores; y una división social inexplicables; fueron ingredientes que convirtieron el caso en, sobre todo, una vergüenza para la sociedad española que lucha por ser moderna, tolerante y sensata.

Este sujeto, ‘el Prenda’, ha escrito una carta que ha enviado a la Audiencia de Navarra en la que muestra total arrepentimiento por lo que hizo reconociendo, así, que el delito se cometió. Además, pide que esta petición de perdón conste en su «ejecutoria y expediente penitenciario». ¿Por qué todo esto? Ha cumplido la cuarta parte de la condena y se encuentra en régimen de segundo grado por lo que podría solicitar permisos de salida. La Junta de Tratamiento decide si se conceden o no esos permisos y entre lo que se valora para ello encontramos si el recluso ha pedido perdón a sus víctimas. Es decir, sin esta carta, José Ángel Prenda no tendría permisos. Saquen ustedes sus propias conclusiones sobre la motivación de este elemento para pedir perdón y prometer hacer todo lo posible para reparar el daño causado.

Todo lo que ha rodeado este caso ha sido desastroso desde el primer momento y todo apunta a que seguirá siéndolo. Los malos son malos. El que miente una vez lo puede hacer dos, tres o mil veces. Aunque reinsertar a esta gentuza es una obligación de la sociedad y en algunos casos causa absoluta repugnancia, no se puede dar crédito ni defender a los malos porque son eso, malos. Las leyes, a veces, dejan estupefacto al más pintado.

La pregunta es ¿está arrepentido esta alhaja se persona o se aprovecha de la norma sin sentir el más mínimo pesar por la que hizo?


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla