La Tostá

¿Se muere el Festival de las Minas?

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
07 ago 2022 / 09:43 h - Actualizado: 07 ago 2022 / 09:44 h.
"La Tostá"
  • ¿Se muere el Festival de las Minas?

TAGS:

Ayer por la tarde le dije a un conocido profesor de cante de Huelva, Antonio el Jaraqueño, que la extremeña Esther Merino ganaría la Lámpara Minera de La Unión. Estaba claro, entre otras razones porque el nivel era muy bajo. Estuve el pasado año y fue también bajo, digamos porque no hay más leña que la que arde. Los que cantan, bailan y tocan bien no van al popular certamen porque no lo necesitan y, sobre todo, porque ganan dinero sin ponerse ante un jurado que, en ocasiones, no está compuesto por verdaderos expertos o está puesto para que gane sí o sí un determinado concursante, que suele pasar mucho en los grandes concursos. Los certámenes de flamenco tuvieron su importancia cuando era la única forma de que un nuevo valor se diera a conocer. Hoy un chaval que cante bien cuelga una soleá en las redes sociales y si es bueno, al día siguiente tiene veinte contratos y una oferta para grabar discos. El de La Unión ha sido siempre el mejor concurso, compartiendo fama y prestigio con el de Córdoba y el de Mairena del Alcor.

Muertos estos dos últimos, el de la Minas se quedó solo, siendo el único que daba dinero y fama, que es lo que buscan los participantes. Este concurso no forma a los jóvenes, los invita a ganar dinero y a darse a conocer. Se aprenden bien los cantes y van a probar por si sonara la flauta. Hay profesionales que se dedican a preparar a los jóvenes por dinero y esto le planteó al certamen cartagenero un problema porque algunos de estos profesionales tenían montado un chiringuito y encima iban diciendo quién iba a ganar la preciada Lámpara. Todo esto fue restándole prestigio al concurso, lo que hizo que bajara el nivel hasta mínimos escandalosos. Lo quisieron arreglar creando unas galas con figuras mediáticas y llegó un momento en que lo de menos era el concurso y la promoción de los jóvenes valores. Aunque en este certamen, el de La Unión, participan a veces intérpretes que si fueran fontaneros estarían ya jubilados, y esto es algo que también ha contribuido al desprestigio del festival. Nunca ha estado tan mal como ahora y si el Ayuntamiento no cambia las bases y revisa el formato, acabará en el fondo de una mina ya inservible.

Lámpara Minera: Esther Merino.

Filón: Ángel Bocanegra.

Desplantes: Irene Lozano y David Romero.

Bordón Minero: Álvaro Mora.

Cante Joven: Lucía Beltrán.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos