Menú
La vida del revés

Ser virgen es lo revolucionario

Carmen, concursante de «Secret Story: La Casa de los Secretos» es virgen. Eses era su gran secreto. Y resume de ello, como debe ser

Image
09 mar 2022 / 11:37 h - Actualizado: 09 mar 2022 / 11:48 h.
"Opinión","Televisión","La vida del revés","Sexo"
  • Ser virgen es lo revolucionario

Vivimos en un mundo hipersexualizado, los jóvenes consumen pornografía sin control, parece que estemos obligados a explicar que nuestra actividad sexual es intensa y satisfactoria si no queremos parecer monjas o monjes de clausura y, sin embargo, la virginidad sigue siendo una opción para muchos. Por lo que se ve, actualmente, lo revolucionario es ser virgen sin pasar vergüenza por ello.

Llegar siendo virgen al matrimonio parece una cosa casposa y casi cutre para millones de personas. Pero llegar virgen al matrimonio forma parte de una forma de entender la realidad tan extraordinaria como cualquier otra. Eso de ser virgen se ha convertido en una especie de estigma que marca (sobre todo a las mujeres) y te convierte en una rareza de la naturaleza. Es por todo esto por lo que confesar que se es virgen con naturalidad es insólito; explicar que no se ha conocido a la persona con la que deseas compartir tu presente y tu futuro y que eso es motivo suficiente como para no meterte en la cama con cualquiera, parece una cosa de locos; y presumir de haber tomado una decisión acerca de perder la virginidad solo si la persona elegida representa una opción de futuro es cosa de ciencia ficción en una sociedad en la que parece que se prima todo lo contrario.

Hace unos días, se ha descubierto que Carmen, la concursante de «Secret Story: La Casa de los Secretos» era la persona que había confesado a la productora del programa que su secreto era el que se resumía con un ‘soy virgen’; así, sin anestesia, a bocajarro. Y celebro que alguien confiese esto sin tapujos y afirmando que es virgen por convicción, porque no ha conocido a nadie con el que quiera perder su virginidad. Lo celebro porque para algunos la diversidad es todo salvo lo que no les va bien. Esto de ser virgen les apesta a religioso y eso ya es tóxico, eso ya no puede ser. Lo celebro porque todos tenemos derecho a pensar y hacer lo que creamos oportuno y no lo que marque un canon estúpido que nadie sabe quién está imponiendo de forma torticera.

Ole por Carmen y su virginidad.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos