Sesudo análisis de la cuestión catalana

Image
31 oct 2015 / 21:26 h - Actualizado: 31 oct 2015 / 22:07 h.
"La segunda vez","El desafío catalán"

La declaración del «inicio del proceso constituyente de Cataluña como estado independiente», firmada por Junts pel Sí y la CUP, me devuelve a la infancia. En las clases de inglés del parvulario yo solía confundir cup con cap, es decir, taza con gorra, y tan pronto traducía en mi cuadernillo lo sabrosa que era una «gorra de chocolate caliente», como le endilgaba una «elegante taza verde» a la cabellera del «padre de Tom». Tom, por si lo desconocen ustedes, era el nombre más común de los libros de inglés.

Cataluña Sí que es Pot tiene a algunos de sus diputados algo indefinidos con respecto al proces (desconozco si se escribe proces, proses o process), acaso eso influya en la CUP, no confundir con CAP, y en Junts pel Sí, pronúnciese yunts per si. Me estoy haciendo un lío, como cuando era pequeño.

A ver si me aclaro, si emplatamos (horroroso vocablo) o emplatem (horroros vocable) a todos los representantes de Junts pel Sí, de la CUP, es decir, de la taza, que no de la gorra, aunque vivan de esta última, y los aderezamos con unos cuantos parlamentarios de Cataluña Sí que es Pot, obtenemos el comienzo formal del empiece, salida o sortida, del proces, proses o process constituyente. Y yo me pregunto... ¿Cuáles son los pots que van a decir si a la CUP y a los junts, pronúnciese yunts?

La evidencia me abruma: Junts, pronúnciese yunts, más CUP, más un número indeterminado de pots, es igual a proces, proses o process. Emplatem o sin emplatem. Está claro.

¡Ah!, ¿cómo hemos llegado a esto?, hasta aquí. Pues muy fácil, ni Zapatero, ni Rajoy tienen absolutamente nada que ver. Santos de altar, estadistas de postín, inequívocos líderes, preclaros políticos. Lo ocurrido es de resumen sencillo. Hace años el inglés en las escuelas era precario, harto precario, como diría un cursi, o por adaptarlo al texto, como diría el señor Mas. Uno confundía una taza de café, a cup of coffee, con la gorra roja, the red cap, y si bien la taza puede ser roja, the cup is red, difícilmente la gorra puede ser de café, a cap of coffee.

En efecto, si los españoles de los años sesenta y setenta hubieran aprendido un correcto inglés en los colegios, si los profesores hubieran sido nativos, si la velocidad y el tocino, the speed and the fat, hubieran tomado sendas tan diferentes que no nos produjeran confusión, otro jilguero cantaría... Pero... Spain is different, y los más spanish de todos lo demuestran a diario mezclando velocidad, tocino, independencia, soberanía, junts, yunts, CUP, pot, proces, proses y process.

La británica inmersión lingüística iniciada por el pérfido Estado español hace decenios, sin medios para ejecutarla adecuadamente, nos ha traído estos lodazales nacionalistas. De haber adquirido una adecuada formación anglosajona sabríamos que si nos ofrecen coffee for everyone, deberíamos rechazarlo de inmediato, aunque venga servido en una lustrosa cup por alguien ataviado con una conciliadora cap. ¡Por fin lo he dicho bien!


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos