domingo, 16 mayo 2021
12:45
, última actualización
Los medios y los días

Soberana, la vacuna de Cuba

Image
18 abr 2021 / 09:45 h - Actualizado: 18 abr 2021 / 08:29 h.
"Los medios y los días"
  • Soberana, la vacuna de Cuba

Cuba tiene casi lista su vacuna. Se llama Soberana. Si en España había un coñac llamado Soberano cuya publicidad afirmaba: “Soberano es cosa de hombres”, Soberana dicen los cubanos que es una vacuna solidaria, para todos y todas, como alternativa a la codicia del mercado occidental. La presentación de Soberana nos llega con ritmo de salsa, como está mandado. Con una canción un grupo de músicos argentinos saludan a la nueva medicina Soberana, una de las cinco vacunas en las que trabaja la isla. Acompañados al piano por el músico Humberto Spallina, Ale Sanz y Rudy, del grupo RS Positivo, son los autores de esta creación, en la cual también participa el cubano residente en Buenos Aires Rafael de la Torre, fundador de la Nueva Trova Cubana.

Como informan medios que toman la noticia de Prensa Latina, en un tramo de la canción, de unos tres minutos, los creadores hacen una breve alusión al emblemático tema Querida presencia, que escribió el fallecido cantautor Carlos Puebla en honor al guerrillero argentino-cubano Ernesto Che Guevara: “Aquí se queda la clara,/ contribución de la ciencia,/ con su querida presencia,/ la vacuna Soberana”. La letra de Carlos Puebla en homenaje al Che decía: “Aquí se queda la clara,/ la entrañable transparencia,/ de tu querida presencia,/ Comandante Che Guevara”. Pues anda que no la he escuchado yo en mis tiempos progres, luego en la caseta de la Feria del PCE, “La Pecera”, pionera entre las casetas de los partidos; ahora mismo podía estar sonando, allí la he escuchado yo mientras comía y bebía a precios baratitos, rodeado de símbolos luciferinos comunistas y viendo cómo los militantes de las Juventudes Comunistas se afanaban en despachar a la clientela roja. Ahora el rojo se ha tornado en rosa, se ha descolorido de tanto sol capitalista como le ha dado, qué le vamos a hacer, lo mismo le está pasando a Cuba, quiera o no. La cabra tira al monte, creo haberlo comprobado en diversas estancias académicas que he desarrollado en Cuba, donde por supuesto he disfrutado una y otra vez con la canción de Carlos Puebla, eran los viejos tiempos.

Soberana 02 es el nombre de una de las cinco vacunas desarrolladas por científicos en Cuba que entró a la fase final de pruebas este mes de abril. Inyectable, se prevén dos dosis de aplicación, con intervalos de dos semanas entre cada una, además de un posible refuerzo. Y aporta una novedad en la materia: no necesitará de congeladores para su mantenimiento. Soberana 02 se ha aplicado primero a 44.000 personas como prueba experimental y se extendió a 150.000 trabajadores de salud de La Habana, en una "intervención" para obtener más datos del comportamiento del antígeno. Soberana 02 se elabora sobre la base de la misma técnica utilizada por la empresa de biotecnología estadounidense Novavax en su inyectable, que en Europa está desarrollando Inglaterra. Si creemos en la OMS, hace tiempo que esta organización ha incluido a la vacuna cubana en su lista, a la espera de resultados definitivos.

Como es lógico, dada la necesidad que cada cual tenemos de que exista un enemigo o varios en nuestras vidas, en el “mundo civilizado” bastantes personas esbozan una sarcástica sonrisa o un desprecio hacia la vacuna cubana. Sin embargo, si somos españoles y comprobamos en qué circunstancias están trabajando aquí en la vacuna española comparadas con el quehacer cubano, confrontemos el caso de un país caribeño, no sólo con los de su contexto sino con la que fuera una de las ocho o diez primeras economías del mundo. Creo que se llamaba España. Eso sí, somos libres, una democracia plena y consolidada.


Edictos en El Correo de Andalucía