Menú

Steisy o la reina cateta de los realities

Image
24 oct 2022 / 14:44 h - Actualizado: 24 oct 2022 / 14:51 h.
"Opinión","Televisión"
  • Steisy o la reina cateta de los realities

Steisy es una de las concursantes de ese reality tan cutre que llaman Pesadilla en el Paraíso, ese programa en el que hacen pasar hambre a los concursantes, hacen trabajar a un grupo de vagos como en su vida han trabajado, y hacen convivir a unos y otros siendo polos opuestos; es decir, es el programa en el que quieren sacar de quicio a los concursantes, sacar lo peor de ellos por si les da por gritar, insultar o encerrar a los contrarios. Pura basura y puro entretenimiento cochambroso.

Steisy no se llama Steisy. El nombre de Staisy es Patricia y esta chica confiesa haberse tirado a todos sus amigos (como suena), ha pedido permiso a su novio para beneficiarse a otro concursante aunque sin sentimientos, ha estado enseñando el culo porque, seguramente, piensa que ese contenido le llevará a la final de este cutreprograma. Steisy grita, insulta y habla muy deprisa. Dice idiotez tras idiotez. Steisy es una cateta que se cree muy moderna por hablar de follar, por quedarse en cueros o por ligar con el primero que pasa. Lo que no sabe Steisy es que no es moderna por esas cosas sino maleducada, desagradable y horrorosa en todos los sentidos.

Steisy tiene en redes sociales cientos de miles de seguidores. No alcanzo a comprender para qué siguen a este ser, pero sí puedo intuir que la influencia es nefasta y que la cosa está muy mala si esta mujer es ejemplo para alguien. Si este es el nivel estamos arreglados.

El daño que hacen estos elementos es incalculable y llegará el día que nos preguntemos qué nos pasó para consentir que esta mujer (y otras parecidas) pudieran vivir de dar espectáculo al abrir la bocaza o al comer haciendo ruidos insoportables.

¿Puede alguien explicarme cómo es posible que guste alguien que no sabe hablar o que piensa con dificultad sobre lo que significa encender o apagar?


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos