Menú

Tamara Falcó sin vestido de novia y el mundo se viene abajo

Image
16 may 2023 / 14:41 h - Actualizado: 16 may 2023 / 14:48 h.
"Opinión","Televisión","Sociedad","La vida del revés"
  • Tamara Falcó sin vestido de novia y el mundo se viene abajo

Los problemas del primer mundo son, al menos, ridículos y resultan, al menos, vergonzosos. Medio planeta pasa hambre, el cambio climático ya es incuestionable y vamos a pasar las de Caín para sobrevivirle, tenemos un puñado de guerras en marcha que pueden poner en peligro la paz mundial, y con ello, la vida en el planeta Tierra, y encadenamos crisis económicas con pandemias, pero el gran problema, la tendencia en redes sociales, es que Tamara Falcó se ha quedado sin vestido de novia a dos meses de la boda; es decir, Tamara Falcó tendrá que comprar su vestido de boda en otro establecimiento. Vaya problema tan horrible; todos preocupados por ello... Es para pensar que esto es un chiste aunque es cierto. Lamentable y cierto al mismo tiempo.

Tamara Falcó se queda sin vestido de novia porque Sophie et Voilà, empresa vendedora, rompe con la marquesa de Griñón por «incumplimiento contractual». En un texto distribuido por Llorente y Cuenca, se pueden leer cosas como esta: «Sentimos un profundo respeto por la creación artística de otros compañeros y nuestra ética empresarial nos impide traspasar ciertos límites que pondrían en peligro la autoría original del diseño. Por eso, y por el respeto que nos merece la originalidad de los trabajos de otras marcas de alta costura, no podemos cumplir con determinadas exigencias de la Sra. Falcó, que desde el inicio de la relación hemos desaconsejado y negado a realizar por acercarse demasiado a diseños ajenos a nuestra firma». Y no es raro que nos preocupemos por algo así ya que lo de pagar la hipoteca que se encarece cada cinco minutos, sacar adelante a la familia, cuidar de los padres y de algún familiar que anda regular o lograr llegar a fin de mes sin tener que comer productos de dudosa calidad; eso, todo lo que tenemos encima en secundario. Lo importante es que Tamara Falcó tiene que cambiar de diseñadores para tener un vestido de novia.

Si no lo veo no lo creo. De verdad que ya no sé qué pensar. Lo único bueno de todo esto es que los diseñadores no han tragado con un posible plagio. Aún queda una pequeña esperanza.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos