miércoles, 05 mayo 2021
19:25
, última actualización

Trump no debe venir a España

Image
25 jun 2018 / 18:39 h - Actualizado: 25 jun 2018 / 23:32 h.
"Laboratorio ciudadano"

La portavoz de Trump, Sarah Huckabee Sanders, fue invitada el viernes último a abandonar un restaurante por trabajar en un gobierno “inhumano.” El gesto de la propietaria de un pequeño establecimiento en un pueblo del estado de Virginia ilustra bien el enfado que provoca el actual presidente norteamericano entre sus ciudadanos.

A Trump se le detesta en la mayor parte del planeta y, especialmente, entre nuestros hermanos de Iberoamérica a los que trata con especial saña como se ha comprobado con la cruel medida de separar a los hijos de sus padres en la frontera de México.

El detestable personaje que ocupa la Casa Blanca ha comentado a Felipe VI y a Letizia que le gustaría visitar España y yo planteo que ni al Gobierno, ni a la Casa Real se les ocurra cursar invitación alguna a semejante tipejo.

La provincia de Sevilla es, además, el territorio español más perjudicado por las restricciones arancelarias estadounidenses a la aceituna de mesa, una de las producciones agrarias fundamentales de nuestra economía.

Como lo dejó bien claro Trump en su encuentro con los Reyes las buenas relaciones entre las dos naciones se deben en una parte importante a nuestra cooperación militar: bases USA en Morón y Rota que con su agresiva política de apoyo a Israel se convierten en un grave peligro y compras de armamento.

Europa sufre ya en su propia unidad el sabotaje de Trump y su gobierno ultra que apoya el Brexit en Inglaterra, a Marine Le Pen en Francia y a la xenófoba Liga Norte en Italia. Por todo lo expuesto invitar al presidente norteamericano a visitar España sería un grave error y algo incomprensible con Pedro Sánchez en La Moncloa.

Andalucía, con las bases yanquis en su tierra, juega un papel muy arriesgado en la actual geoestrategia del Pentágono sin ganar nada a cambio y perdiendo ya mucho como ocurre con la aceituna negra. Los ayuntamientos, las diputaciones, la Junta y el Parlamento de Andalucía deberían aprobar mociones dirigidas al Gobierno de España y al Rey en las que se pida no invitar a Donald Trump.


Edictos en El Correo de Andalucía