domingo, 09 agosto 2020
04:13
, última actualización

Trump, Springsteen, Diana Quer y las psicópatas

Image
15 oct 2019 / 08:40 h - Actualizado: 15 oct 2019 / 08:44 h.
$hmKeywords_Schema
  • El músico Bruce Springsteen. / EFE
    El músico Bruce Springsteen. / EFE

Empezaré por justificar mi silencio ante lo que ocurre en Barcelona. Ya les anticipé condenas de doce años y por sedición, un delito que ya fue erradicado del Código Penal alemán hace cuarenta años. Creo que he abusado de la paciencia del editor, de su infinito amor a la libertad, y hoy me apartaré de cualquier juicio. Los hechos hablan por si mismos.

Asi que me referiré tan solo al rock y al amor. Esto último ocupa mis delirios en los últimos tiempos y siempre acabo en el mismo faro y tras idénticas rocas.

Analizar a Trump desde valores europeos constituye un gran error. El Presidente americano representa el populismo, aquello que llaman la América profunda; pero también a otras formaciones de ultraizquierda o derecha europeas que nos invaden.

Hace unos días, Donald Trump arremetió contra Springsteen, en el resentimiento de que éste apoyara a Hillary Clinton, en su derrota imprevista contra el magnate americano.

Springsteen lo representa todo para mi. No en vano, es el color azul que alguien me brindó en forma de video frente los “aires difíciles” y lo suelo poner en los estados de wasap, unos veces para mi, otras como mensaje para quienes aun se preocupan de mi existencia.

Los aires difíciles fue el nombre que Almudena Grandes diera a una de sus novelas, pero bajo la inspiración de los Poemas del Alma de Altolaguirre.

Muchos siguen pensando que estos versos se contraen al amor, cuando lo cierto es que evocan a las madres, esas que siguen creyendo en las esperas de las cárceles, sea cual sea el delito cometido.

Bruce Springsteen es humano, no en vano su vida transcurrió por los estertores de la depresión. En él, la forma de combatirla fue Patti y el rock.

Esta semana hemos tenido acceso a una niña, Valeria Quer enfrentándose a su madre, cuando ésta –olvidando a una hija muerta- vivía un nuevo minuto de oro difundiendo la detención por malos tratos del que fuera su marido.

Los expertos lo definen como psicopatía; esto es carencia de sentido alguno de culpabilidad, que no es más que el no saber sentir...

En contraste, Springsteen fue salvado por su segunda esposa Patti, cuando le dijo “o te quedas o te vas”.

Bruce se quedó y treinta años después aun sostienen miradas cómplices tras los focos.

Pero ante los psicópatas como Trump, y otros u otras como las que he descrito o a las que dimos un exceso de papel en nuestras vidas, no cabe más que “born to run”.

Waiting for a sunny day.


  • 1