viernes, 15 octubre 2021
08:59
, última actualización
La vida del revés

Vacunas de AstraZeneca bloqueadas y en el frigo. Los políticos a lo suyo

Solemos menospreciar a la clase política. Nos parecen unos vagos, unos tarugos y unos espabilados que no podrían trabajar en una empresa privada ni con enchufe. Sin embargo, comienzo a pensar que son más listos de lo que parece o tienen la suerte de cara. Una de dos

Image
16 mar 2021 / 10:30 h - Actualizado: 16 mar 2021 / 10:30 h.
"Opinión","La vida del revés","Vacunas","Política","Coronavirus","Pedro Sánchez","Pablo Iglesias"
  • Miles de vacunas de AstraZeneca quedan almacenadas hasta nueva orden. / El Correo
    Miles de vacunas de AstraZeneca quedan almacenadas hasta nueva orden. / El Correo

La locura en la que se ha convertido la política española no deja que pensemos en lo importante. Nos hacen fijar la atención en mociones de censura estúpidas y lamentables, nos hacen discutir en las tabernas o en las sobremesas de casa sobre lo que significa que Pablo Iglesias salga del Gobierno y si se ha ido cinco minutos antes de que le echasen, reflexionamos sobre lo que supone que tres diputados de Vox en Murcia (a los que no conoce nadie y que atesoran un peso político en España entre cero y cero coma uno) voten a favor de una moción de censura que ya parece una opereta. Nos venden humo y compramos cuarto y mitad. Igual no son tan tontitos y somos los demás los que caemos en sus trampas una y otra vez.

¿Qué supone que la vacuna AstraZeneca se anule en los programas de vacunación de varios países europeos? Es un desastre. Y esto sí que tiene una importancia monumental. Los objetivos se convierten en cifras imposibles, la lentitud en el ritmo de vacunación se multiplica y quedan pendientes decenas de miles de segundas dosis y decenas de miles de personas preocupadas y asustadas porque creen que les han inyectado una especie de veneno (con un microchip dentro según los más, digamos, pegados a la teoría de la conspiración eterna). Si se saca la vacuna de AstraZeneca del programa de vacunación definitivamente, ¿qué pondrán a los que ya han recibido la primera dosis; un parche de nicotina o qué?

Mientras, la OMS dice que hay que tomar este tipo de reacciones adversas como normales en procesos tan masivos de vacunación (el porcentaje de problemas respecto al número de vacunaciones es bajísimo) y que todas las vacunas de la historia tienen su propio cementerio. Era un riesgo cierto aunque los beneficios son extraordinariamente mayores. En Europa, los políticos han decidido dejar de usar la vacuna. Los votos son los votos. Si una cuarta ola está llegando para llevarse por delante a decenas de miles de personas, da igual. La culpa de eso la tiene el SARS-CoV-2 y resta votos, pero menos. Dejar de vacunar sí tiene efectos adversos, y de los enormes. Ya sé que es una faena para la persona afectada, pero es el juego en el que participamos desde hace muchos años.

De esto apenas se habla en las tabernas. Mejor centrar la atención en Pablo Iglesias y su huida revestida de heroicidad para que los españoles sean más felices.

Por otra parte, nadie analiza lo que está sucediendo en el seno del Gobierno de España. Si se marcha a hacer los madriles Pablo Iglesias ¿quién le sustituirá? ¿Habrá que añadir una silla (¡otra más!) en la mesa del Consejo de Ministros tal y como quiere imponer Iglesias a Sánchez? Miren, personalmente, tengo un magnífico concepto de Yolanda Díaz como persona y como mujer comprometida. Creo que es muy educada, capaz de dialogar y que siempre está dispuesta a trabajar duro para que mejoren las cosas. Pero lo que ha conseguido como ministra no es demasiado. 4 millones de parados, más de 900.000 personas en ERTE’s de todos los colores, 500.000 autónomos en cese de actividad y familias enteras en las que no trabaja ni uno de sus integrantes y que se suman a las colas del hambre. Por si era poco, el SEPE está prácticamente bloqueado y sigue sin poder dar servicio mientras se acumulan los expedientes, la falta de pagos y ese tipo de cosas que preocupan tanto a los afectados (con razón). Pero nada, como la ministra cae bien, la nombramos vicepresidenta. Y si cuela colocamos a una colega en un ministerio que nadie sabe para qué sirve.

Si seguimos centrando el foco en el circo que nos han preparado nos van a colar goles por la escuadra un día sí y otro también.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla