La vida del revés

Victoria Federica se sube a un caballo para hablar de sacrificios

Image
21 jul 2022 / 17:28 h - Actualizado: 21 jul 2022 / 17:39 h.
"Opinión","La vida del revés","Monarquía","Rey Felipe VI"
  • Victoria Federica se sube a un caballo para hablar de sacrificios

La Monarquía española tiene un enorme problema de imagen. Los problemas que se han ido conociendo durante estos años han provocado cierto rechazo entre la población y, en concreto, un desinterés abrumador entre los jóvenes. Es por ello por lo que alguien debió pensar que era necesario conectar con los jóvenes españoles para que la familia real se convirtiese en algo ejemplar y un modelo a seguir. ¿Cómo se hace eso en la actualidad? Pues usando las redes sociales puesto que los chicos y chicas se pasan el día indagando y explorando la realidad en las pantallas de sus teléfonos móviles (eso significa que buscan en lo que ellos creen que es la realidad, claro). Redes sociales. Vale. Y ese mismo alguien debió decir: ‘necesitamos una influencer para vender una imagen moderna y apetecible de la Monarquía española’. Solución: Victoria Federica de Marichalar y Borbón. ¿Era influencer? No. Pues la mente pensante debió decir: ‘vamos a convertir a esta chica en la nueva influencer, cueste lo que cueste’. Y, entonces, una joven larguirucha, delgada en extremo, justita de belleza facial y de modales discutibles, se convirtió en un reto y en la gran esperanza para algunos.

A mí ya me molesta esta campaña brutal que intenta convertir a Victoria Federica en una especie de top model, en un cerebro privilegiado, y en la joven a la que hay que imitar si quieres ser una persona importante. Sencillamente, esta joven no es nada de eso. De hecho, no faltan críticas feroces a lo que intentan y los buenos resultados se limitan a los que ya creían en la Corona.

Es grosero que tomen por tontos a millones de personas y que intenten estas campañas tan evidentes y tan predecibles. El último intento es la portada de una revista del corazón en la que se puede ver a Victoria Federica sobre el lomo de un caballo que alza las patas delanteras con elegancia. Si alguien piensa que al personal se le va a olvidar que esta señorita dispuso de una tarjeta black cedida por su abuelo y que gastó un dineral (250.000 euros junto a su hermano Froilán) aunque ahora se descuelga diciendo que para conseguir lo que quieres, siempre, hay que hacer sacrificios; que usa unas formas maleducadas y propias de un pasado vergonzoso, o que posee una colección de bolsos con un valor que está por encima de los 30.000 euros, está equivocado. Los jóvenes que piensan que la Monarquía es obsoleta y absurda lo seguirán pensando; los que ya creían que la Monarquía es lo más de lo más seguirán pensando lo mismo. Pero el caso es gastar dinero y esfuerzos para convencer al personal al mismo tiempo que insultas a todo quisqui. Todo en orden.

Por cierto, para elegancia la del caballo de copas de la baraja española.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos