domingo, 16 enero 2022
19:07
, última actualización
La Tostá

¿Vieron anoche el pastiche de Chacón y Pastora?

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
12 ene 2022 / 06:40 h - Actualizado: 12 ene 2022 / 06:46 h.
"Televisión","Flamenco","La Tostá"
  • Miguel Poveda y Soleá Morente. / RTVE
    Miguel Poveda y Soleá Morente. / RTVE

Desconozco cuántas personas vieron anoche Caminos del flamenco, seguramente muchas. Es el nuevo programa -¿flamenco?- de la televisión pública, o sea, la que pagamos entre todos, queramos o no. No lo pude ver porque a esa hora emitían un nuevo capítulo de la serie turca Inocentes y no era cuestión de perder el hilo. En uno de los recesos para publicidad lo puse y tuve que quitarlo inmediatamente, porque no soporto al señor Poveda. ¿El Chacón del cante actual? Eso leí una vez no sé en qué medio. A Soleá Morente no es que no la soporte, sino que me es indiferente. ¿Es la Pastora del cante actual, acaso? Lo escuché decir una tarde en un programa de radio de cobertura nacional. ¿No era Rosalía?

Poveda y la Morente son los presentadores de este nuevo engendro televisivo que pretende promocionar el flamenco de calidad. Conozco a ocho o diez periodistas jóvenes que podrían haber sido elegidos para conducir el desacierto, como, por ejemplo, el jerezano Juan Garrido o el sevillano Luis Ibarra. Son periodistas jóvenes que conocen y aman el flamenco, pero han querido poner a dos artistas mediáticos para, según me cuentan en Televisión Española, “enganchar a los jóvenes”. Qué manía con eso de enganchar a los jóvenes al flamenco, como si fuera un arte nuevo que necesita clientela, cuando tiene dos siglos, como mínimo, de historia y no creo que haya un joven español que no sepa lo que es el flamenco gracias a la Niña de los Peines, Chacón, Vallejo, Caracol, Marchena, Carmen Amaya, Antonio Ruiz, Valderrama, Paco de Lucía, Paco Cepero, Lebrijano, Camarón o Morente.

A los jóvenes se les engancha con calidad y con flamenco de verdad y no con programas malos donde confunden el oro con el oropel. Era difícil hacerlo peor que Canal Sur Televisión, pero lo han logrado. Con este programa y con otros anteriores. En lo poco que vi, ¿no es Caminos del flamenco una burda imitación del programa de Manuel Lombo en La Nuestra, Música para mis oídos? A ver si acaba la serie turca y veo esta propuesta de Chacón y Pastora. Perdón, de Poveda y la Morente. Sé que no es de buen profesional decir esto, pero es que el asunto se las trae. Que estamos hablando de un arte por el que cientos de miles de personas en todo el mundo serían capaces de dar su vida.

No sé qué dirán los puristas que tanto han criticado la Ópera flamenca, de este nuevo pastiche que nos va a costar una pasta y que no es otra cosa que un canto al flamenquito, una opereta infumable. ¿Creen que como está el país, con la clase política y la televisión que tenemos, encajaría un buen programa de flamenco en la tele pública? No, encaja un programa como el que se estrenó anoche, que por lo poco que vi, sinceramente, es para decir hasta aquí hemos llegado. Pero no va a pasar eso, entre otras cosas porque los propios artistas flamencos son capaces de hacer el número de la cabra Mariana si les dan tres euros.

¿Saben cuánto le ofrecieron a Paco Cepero para que participara en el programa de Manuel Lombo, tan flamenco él? La nada desdeñable cantidad de 150 euros. Sí, la misma cadena que ha puesto rico a Juan y Medio.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla