miércoles, 22 septiembre 2021
04:00
, última actualización

‘Worperfe’

Image
Jesús Ollero ollerista
13 sep 2021 / 17:38 h - Actualizado: 13 sep 2021 / 17:41 h.
$hmKeywords_Schema
  • ‘Worperfe’

El ‘ochenterismo’ está de enhorabuena con el rescate, de manera inopinada y absolutamente sorprendente, de una de las marcas más conocidas para quienes trasteábamos ordenadores hace más de 30 años y menos conocidas para los nativos digitales. Por más días que pasan desde esa intervención estelar, de esa invocación del ‘worperfe’, no consigo encontrar la mínima explicación razonable.

WordPerfect es un programa de edición de textos más antiguo que el hilo negro. Hegemónico hasta la irrupción del Word de Microsoft (sospecho que en realidad se quería referir a este), sigue existiendo de manera residual y gratuita. Llegó a tener equipo ciclista, y no uno cualquiera, uno holandés que se hartaba a ganar clásicas y etapas de final apretado, que luego se llamó Rabobank y Lotto y que ahora es el Jumbo de Primoz Roglic.

Pero no nos desviemos. No termino de entender bien el motivo por el cual una empleada laboral comparece ante la comisión parlamentaria de la extinta Faffe, pero lo que me parece del todo inconcebible es que no acudiera con la mínima preparación argumental. Desconozco los detalles de su ingreso como empleada pública, el sistema no es perfecto y seguro que ha habido contrataciones cuestionables, irregulares o directamente fraudulentas. No tengo datos suficientes para pensar que en este caso ha habido una gestión reprochable, aunque hay detalles que como mínimo generan muchas dudas, pero es indudable que la comparecencia se ha saldado con un batacazo tan sonoro como grotesco. Si el PP pretendía dañar a su futuro rival por la presidencia de la Junta de Andalucía, no imaginaría tal impacto a favor de sus intereses ni en el mejor de sus sueños.

No ser capaz de explicar qué funciones se han desarrollado en un trabajo es, como mínimo, sorprendente. No tener preparadas respuestas a preguntas tan elementales es asombroso. Lo de la mujer del César pero de andar por casa. Un despropósito.

La línea parece clara. Todo lo que sea conseguir que el PSOE no salga de esos 40 años de régimen que se repiten como un mantra, será un gran paso del PP para revalidar el dominio en San Telmo. Mantener la marca del rival dentro de una época que a muchos electores capaces de modificar su voto les parece oscura y saldada con una gestión bajo sospecha y unos avances insuficientes para Andalucía, es todo un triunfo estratégico. Desde luego no del nivel del eslogan ‘se gastaban el dinero de los parados en putas y coca’, cuyo calado parece insuperable, pero todos los días no son fiesta y con el ‘worperfe’ y la hilera de lamentables inconcreciones aportadas (encendía el ordenador, revisaba correos, mis proyectos...) ya estaba la jugada ganada.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla