Optimismo hiperbólico

Y la esperanza es Sanlúcar

Image
Manu Ojeda manuojedas
24 ago 2020 / 10:02 h - Actualizado: 24 ago 2020 / 12:54 h.
"Optimismo hiperbólico"
  • Atardecer en la playa de La Jara (Sanlúcar de Barrameda). / M.O.
    Atardecer en la playa de La Jara (Sanlúcar de Barrameda). / M.O.

Verano seco, hastiado, cuanto menos, raro... Pero siempre hay atisbos de esperanzas ante un virus que no cesa en maniática forma de darnos por saco. El día de la marmota no termina. Se revive cada jornada como si de una pesadilla se tratara. Pero siempre hay atisbos de esperanzas en el lugar donde el sol bebe de su manzanilla al saludar a la luna antes de otear la próxima mañana.

No hay beligerancias en ti, querida Sanlúcar. Eres capaz de sanar toda tristeza y endulzarnos hasta las entrañas. Los sabores emanan de tu tierra como si una buena nueva se presentara y la vida es vida con la sencillez que tanto el ser humano ama. Sólo en la mirada del que mira reside la belleza de una eterna puesta de sol que hace que la vida sea más vida desde la otra orilla por ver tu simple cara. Todo el que te conoce, de ti, se enamora hasta las trancas.

Verdes los ojos de una brisa de savia nueva que inunda desde la plaza de San Roque una hermosura convertida en paraíso para aquellos que acuden a tu tierra a contemplarte con derrochadora admiración. Cambias vidas sin darte cuenta, marcas los antes y los después y el verso eterno tiene su sello en cada rincón del lugar en el que la vida siempre vence a la muerte a sones de rociera oración. Bajo Guía es testigo de que la oscuridad no supone, junto a ti, ningún temor. La concepción de la existencia es un regalo por el que, oteando el horizonte, debemos brindar con infinita pasión.

Pasando por el Cabildo, llegando hasta La Jara. Símbolos de autenticidad andaluza que, ya sea invierno o verano, relucen y a todo el mundo sacia. Qué decir de esos caballos que mecen su paso por una arena que eriza el vello hasta deducir que día y noche no tienen fin en una algarabía en la que el arte se expone de una forma más que clara: Sanlúcar de Barrameda es, ante cualquier mal, salud, esperanza y gracia.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla