Menú

Ylenia Santana carga contra el colectivo LGTBI y demuestra, otra vez, que es una indeseable

Image
04 jul 2022 / 12:31 h - Actualizado: 04 jul 2022 / 12:38 h.
"Opinión","Televisión"
  • Ylenia Padilla.
    Ylenia Padilla.

Ylenia Santana (o Padilla, ya no se sabe bien cómo se llama esta mujer) es una macarra de tres al cuarto. Algunos dicen que es eso que se llama influencer en el ámbito de las redes sociales; es decir, alguien que tiene muchos seguidores en esas redes sociales. Da igual si te siguen porque eres guapo, si lo hacen porque eres un asesino en serie o si es porque eres un gilipollas que dice barbaridades de todo tipo y montas escándalos bochornosos. Ylenia Santana es una macarra de tres al cuarto y una influencer gilipollas.

Ahora, le ha dado por gritar muy fuerte que es votante de la extrema derecha, simpatizante de todos los grupos más radicales que se colocan en ese extremo. La extrema derecha no hace ascos y dice que le hace gracia que esta boba se arrime a ellos, pero incluso en la extrema derecha saben que Ylenia Santana es una mujer acabada, un juguete roto de la televisión; una mediocre que creyó que bebiendo, gritando o flirteando con todo lo que se moviera, tendría hueco en las pantallas de televisión. Se equivocaba. Está acabada.

Dicen que anda regular, que sus problemas mentales son serios y que no termina de aterrizar en la realidad para ponerse a trabajar como todo hijo de cristiano. Debe ser que, después de probar ese mundillo en el que no trabaja ni dios, lo de ponerse a currar le queda lejos. Eso sí, nada de esto justifica que diga las barbaridades a las que nos tiene acostumbrados. La última ha sido esta: «Desgraciados de los cojones. Vuestro odio me tiene amargada, vuestro odio mata. Sois asesinos, drogadictos, degenerados, pedofilia, lo tenéis todo. Dejadme vivir, pesadilla nano. ¿Quién cojones os pensáis que sois?» Por supuesto, el objetivo era ensuciar la imagen del colectivo LGTBI. Como ahora va de facha para pintar algo en este barullo de las redes, dice cosas tremendas sobre el colectivo LGTBI que merecerían ser denunciadas y juzgadas. Porque no se trata de juzgar a alguien que anda regular de la azotea, se trata de juzgar a una mala persona que quiere sembrar odio. Y es que no es la primera vez que esta impresentable saca los pies del tiesto. También dijo en su momento: «Tú eres maricón, naciste hombre, no eres mujer, jódete. ¡No eres mujer, jódete! La naturaleza se cebó contigo y no eres mujer, jódete» (esto era un mensaje para los transexuales) o «Putos maricones de mierda, enfermos. A mí los hombres heterosexuales no me dicen nada. STOP dictadura transexual y LGTB». Una alhaja esta mujer que todo lo que ha hecho ha sido participar en relalities como 'Gandía Shore' (el espectáculo que dio en este programa de televisión fue repugnante) o en otros en los que todo lo que ha sido capaz de ofrecer son insultos, gritos y borracheras.

Personajes como este no deben tener sitio en las redes, ni en los programas de televisión, ni en ningún lugar en el que puedan abrir la boca para vomitar todo su odio y toda su estupidez.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos