domingo, 24 octubre 2021
20:45
, última actualización
La Tostá

Yolanda Díaz, presidenta

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
14 oct 2021 / 08:11 h - Actualizado: 14 oct 2021 / 08:20 h.
"La Tostá"
  • Eduardo Parra - Europa Press
    Eduardo Parra - Europa Press

TAGS:

En España va tocando ya la llegada de una mujer a la presidencia del Gobierno y puede ser la gallega comunista Yolanda Díaz, ahora vicepresidenta. Lo ha dicho Iván Redondo por darle por saco a su antiguo jefe, Pedro Sánchez, que va ya camino del garaje. El socialista del traje azul nunca debió de llegar a la Moncloa, por cierto con los peores resultados de su partido en democracia, pero llegó con malas artes y va oliendo ya a cadáver político. Yolanda Díaz se lo va a comer por los pies porque, entre otras razones, es mejor política que él y tiene un vestuario más variado, que todo cuenta. Además es de izquierdas de verdad y no como Sánchez, que es de lo que haga falta ser para vivir de la mamela. Claro que Yolanda va a tener una rival difícil de roer, Isabel Díaz Ayuso, que en cuanto quiera se come también a Pablo Casado, otro que va camino del garaje porque si no se ha cargado ya a Sánchez, es que no es capaz de nada. Le falta talla para llegar a la Moncloa y aquí el duelo va a ser de Díaz y Ayuso. Es justo además, porque ya toca que una mujer gobierne en España. No por ir con los tiempos, sino porque se lo han ganado. ¿Sería una buena presidenta Yolanda Díaz? Indudablemente, aunque en un duelo con Ayuso ganaría la madrileña por goleada, a pesar de que es atacada constantemente desde los medios afines a la izquierda, los del perol socialista. España está preparada para la llegada de una mujer a la Moncloa, aunque no creo que para que sea comunista, sobre todo después de lo que está dando de sí el Gobierno de coalición. Dirán algunos que tampoco lo estaría para una fascista, porque el discurso es ese, llamar fascista de manera indiscriminada a políticos de la derecha. Pero millones de españoles saben que Isabel Díaz Ayuso no es una fascista, sino una política de derechas, luchadora y moderna, de ahí que arrasara en las últimas elecciones de la Comunidad de Madrid mandando al trastero a Pablo Iglesias y dejando tocados a Pablo Casado y Pedro Sánchez. Volvería a votar solo si estas dos mujeres fueran las candidatas a la presidencia del Gobierno, y, de votar, lo haría por Yolanda Díaz. Que no es que me guste mucho, pero jamás votaría a nadie del Partido Popular, por la corrupción y porque, aunque soy muy crítico con la izquierda, aún recuerdo de dónde vengo.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla