miércoles, 30 septiembre 2020
19:33
, última actualización
La Tostá

Zoido y la crítica severa

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
28 ago 2020 / 07:51 h - Actualizado: 28 ago 2020 / 08:05 h.
"La Tostá"
  • Zoido y la crítica severa

TAGS:

Ha dicho Antonio Zoido, el director de la Bienal, en una entrevista para la competencia, que hay artistas que no vienen al festival porque la crítica es muy severa. No le voy a quitar la razón, es verdad, en parte. También lo es que los hay que no vienen porque no les pagan lo que piden o porque no les gusta la dirección del festival. La Bienal es un festival con mal rollo, y algún día habría que organizar una mesa redonda para averiguar por qué, si es porque Sevilla tiene tela o porque la cita no acaba de convencer del todo después de cuarenta años. En Sevilla ha habido siempre críticos temidos, como José Antonio Blázquez o Miguel Acal. La maestra Matilde Coral también es muy crítica con los críticos de ahora, porque en sus tiempos los había más manejables. Pero en nuestra ciudad ha habido siempre crítica flamenca de verdad, al menos en el último medio siglo. Estabas en un festival de verano, aparecían Miguel Acal o Emilio Jiménez Díaz con el macuto y a los artistas se les enredaban las tripas. Pero había también una familiaridad de los artistas con los críticos, que no gustaba mucho a los lectores más exigentes. Recuerdo que Manolo Caracol presentaba en Madrid a José Antonio Blázquez, de Abc, como “aquí un partidario mío”. Y Miguel Acal entraba en la casa de los Peña de Utrera y Lebrija como uno más de la familia. Es que el flamenco era eso, una familia, aunque no siempre bien avenida. Apenas hay ya críticos de flamenco como mandan los cánones, entre otras razones porque están generalmente mal pagados, cuando cobran. Nadie estudia la carrara de Ciencias de la Información para que luego le den 20 euros por una crítica, o nada. El nivel, pues, y siempre según los artistas, es más bien bajo. Pero, una curiosidad. ¿Hay artistas que no vienen a la Bienal porque el nivel de los críticos es bajito o porque les dan para el pelo cuando se salen del tiesto? La crítica sevillana es dura, sí, o muy exigente. Pero, con la de bacaladas que nos meten en cada edición, ¿se imaginan las que nos colarían con una crítica blandita? Luego hay que decir que la Bienal no trata nada bien a los críticos en general. He ido a veces a festivales internacionales como los franceses de Mont de Marsan o Nimes y es increíble el trato que nos dan en todos los sentidos. Te sientes importante. Pero en la Bienal no es así. De hecho, en cuarenta años no han sido capaces de tener un detalle con la crítica o con los medios en general, como si no hubiéramos hecho nada en estas cuatro décadas. Encima, ahora viene Zoido a decir que los artistas no aceptan un contrato porque la crítica es severa. Claro que es severa, pero también es unánime cuando hay calidad de verdad. Algunos artistas han confesado que venden mejor sus obras al mundo si tras estrenarlas en el festival sevillano consiguen una buena crítica que meter en el dossier de promoción. Creo que Zoido podría meter un ciclo más en el festival. Uno solo para artistas que quieran venir a estrenar sus bacaladas sin riesgo de que se las destrocen. Libre de virus.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016