lunes, 03 agosto 2020
00:43
, última actualización

Desastre en Estados Unidos

Image
05 jul 2020 / 06:00 h - Actualizado: 04 jul 2020 / 18:48 h.
"Editorial"
  • Donald Trump. / EFE
    Donald Trump. / EFE

TAGS:

La pandemia sigue creciendo sin control en el continente americano; en concreto en Estados Unidos se acumulan el mayor número de muertos y de contagiados de todo el planeta. Gracias a una gestión irregular, buscando minimizar daños económicos a costa de la salud de los norteamericanos, errática y vacía de sentido, Estados Unidos se ha convertido en uno de esos lugares a los que nadie quiere ir y con los que nadie quiere tener demasiado contacto. De ser el país líder del planeta ha pasado a ser una especie de peso muerto que ningún otro Estado quiere soportar. Y el responsable de todo esto es, sin duda alguna, Donald Trump.

Los 130.000 muertos y los casi 3.000.000 de contagiados es un récord que avergüenza a un país entero. No son pocos los Estados sureños que retroceden a situaciones de alarma absoluta debido a rebrotes incontrolados de la Covid-19; las economías que quería salvar Trump a toda costa se hunden irremediablemente. Trump ha cometido todos los errores posibles y su país lo va a pagar con enorme sufrimiento.

Por si fuera poco, la crisis racial que estalló hace unas semanas lastra las posibles recuperaciones sanitarias y eso es debido a que este coronavirus sí entiende de clases sociales. Las clases más desprotegidas sufren con mayor crudeza los efectos de esta pandemia. Crisis económica, crisis social, crisis racial y crisis sanitaria. Más no se puede pedir para dibujar una tragedia de enormes dimensiones.

Trump no ha querido ver la gravedad del problema y solo alcanza a imaginar su posible reelección en noviembre. Si todo sigue así será difícil que la logre. Y sería una excelente noticia para todos.


  • 1