viernes, 26 noviembre 2021
23:05
, última actualización

Ejemplar actuación policial

Image
17 jul 2015 / 23:42 h - Actualizado: 17 jul 2015 / 23:42 h.
"Fuerzas de seguridad","El crimen del vicario"

La noche del jueves Sevilla vivió uno de sucesos más despreciables de los últimos tiempos. La muerte del vicario parroquial de San Isidoro, Carlos Martínez Pérez, a las puertas de su casa a cuchilladas, desató toda la atención pública y puso en marcha a los dispositivos policiales con unos resultados excepcionales. La rápida actuación de la Policía Nacional, «en minutos», logró la detención del presunto autor del crimen y evitó «una posible agresión» a su exmujer, sobrina de la víctima.

Un dispositivo policial en Triana impidió que el arrestado de 52 años, José Eugenio Alcarazo Fernández, que se había escapado la mañana del jueves del hospital San Juan de Dios de Bormujos –desde donde iba a ser derivado a la Unidad de Psiquiatría del Virgen del Rocío–, y que no tiene ni antecedentes policiales ni denuncias previas, llegara a la vivienda de su posible víctima. Los agentes lo detuvieron en el momento justo, mientras esperaba en su vehículo en la calle Santa Cecilia, con el arma ensangrentada a su vera, con la que supuestamente había asesinado poco antes al vicario. La espléndida labor de la Policía Nacional, la agilidad de las redes sociales, la precisa información en los medios y la imprescindible colaboración ciudadana evitaron males mayores y solucionaron en breve espacio de tiempo uno de los crímenes más relevantes de las últimas décadas en una ciudad en la que, afortunadamente, no suelen darse sucesos como éste.

Eficacia y rapidez, buena coordinación ante la llegada de informaciones y anticipación ante los posibles movimientos del sospechoso. Una prueba pasada con sobresaliente por los agentes del orden, porque pese a que no se ha podido impedir la muerte del religioso, hay un sospechoso detenido, el arma homicida está en manos policiales, y la justicia pronto podrá actuar sobre el detenido. Eso sumado a que se ha evitado, gracias a la pericia de los profesionales, el que podría haber sido un posible caso de violencia de género, y que hacen de esta actuación un ejemplo a seguir. Buen trabajo.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla