jueves, 28 mayo 2020
21:09
, última actualización

La trampa de la financiación autonómica

20 jun 2018 / 23:45 h - Actualizado: 20 jun 2018 / 22:44 h.
"Financiación autonómica","Susana Díaz","Pedro Sánchez"
  • La trampa de la financiación autonómica

Susana Díaz tiene un enorme problema. Y lo tiene porque el presidente del Gobierno de España ya ha dejado claro que una de sus prioridades no es precisamente reformar la financiación económica de la comunidades autónomas. Susana Díaz utilizó este asunto, una y otra vez, para hacer frente a Mariano Rajoy sin intuir que, ahora, el presidente socialista le deja a ella en un territorio espeso, en una trampa sin margen de maniobra.

Se podía intuir una dura batalla política entre Susana Díaz y Pedro Sánchez pero pocos habían pensado que fuera a pasar tan poco tiempo antes de que se produjera el primer enfrentamiento serio. Díaz ha demandado cantidades importantes desde hace tiempo aludiendo a la mala financiación de Andalucía y ha reclamado una reforma como mejor forma de financiar en el futuro. No tendrá más remedio que recordar a Pedro Sánchez que los intereses de Andalucía los tiene que defender ante el Gobierno central sea quien sea el que esté al frente del mismo. Seguramente, tenga que hacer algo parecido el presidente valenciano.

Es sorprendente que siendo precisamente ministra de Hacienda la señora Montero se abra la posibilidad a todo aquello que parecía que traería grandes desastres a las comunidades. Ahora se quiere negociar con cada comunidad y eso hace que vuelvan a estar presentes ideas como la España de dos velocidades o las concesiones que, posteriormente, se convierten en cargas para el Estado casi insoportables.

En cualquier caso, el adelanto de elecciones en Andalucía puede estar más maduro de lo que podría parecer. La oposición comienza a señalar al presidente Sánchez y a la presidenta andaluza hablando de atropellos y traiciones, acusando al PSOE de ser rehén de los secesionistas catalanes. Esta es una situación que va a erosionar gravemente al PSOE en Andalucía. Por ello, adelantar las elecciones es una opción más que probable.

El discurso del presidente Sánchez no coincide con los intereses andaluces. Y ahora ya no hay un adversario político como lo fue Rajoy a quien cargar las culpas de todo. Ahora de lo que dispone la señora Díaz para negociar es del verdadero enemigo, el que parece tener facturas pendientes que tendrán que pagar todos los andaluces. Al menos eso es lo que parece.

Habrá que estar muy pendientes puesto que el problema de financiación es una evidencia y hace que los recursos de los andaluces sean menores de lo que deberían ser. Y eso no puede ser. Así de fácil. ~


  • 1